Chinchilla renueva su círculo de seguridad
Por “bajar la guardia”, Mauricio Boraschi, quien era el viceministro de la Presidencia, renunció a su puesto. Archivo/La República
Enviar

Acepta renuncia de Mauricio Boraschi e Irene Pacheco

Chinchilla renueva su círculo de seguridad

Coordinación de salidas, operativos e investigación estarán a cargo de Celso Gamboa

Un nuevo grupo de seguridad será el responsable de velar por que la mandataria Laura Chinchilla termine su administración sin más escándalos.

201305162311470.ee.jpg
La misión recaerá en Celso Gamboa, quien sube un peldaño en la escalera del círculo de confianza en Presidencia y parece que el tiempo ya subsanó errores cometidos en el pasado.
La llegada de Gamboa viene acompañada del deber de analizar la presunta existencia de vínculos que el narco tenga entre autoridades públicas.
Puede influir que es la persona de más experiencia en la lucha antidrogas, y el cartel ganado como viceministro de Seguridad.
En palabras de la jerarca, es uno de los artífices de uno de los mayores logros de su gobierno, pues siempre destaca la mejora en los índices de seguridad ciudadana.
Aunque es un hombre menos técnico, tiene mayor dominio político y ahora deberá guiar los protocolos de seguridad en los próximos viajes de Chinchilla a Ecuador y Colombia.
Este cambio de rumbo se dio ayer cuando en Casa Presidencial anunció la salida de Mauricio Boraschi e Irene Pacheco, gente que hasta la semana anterior eran de los más allegados a la Presidenta.
Su salida era previsible por la presión de más responsables por el uso de una avioneta presuntamente vinculada al narcotráfico, y utilizado por Chinchilla para trasladarse primero en Caracas y luego a Lima.
Ellos se suman a Francisco Chacón, exministro de Comunicación y hombre de confianza de la Presidenta.
Respecto a los que salen, los señalados son parte de su círculo de seguridad, grupo cada vez menor y debilitado.
En el caso de Boraschi, hasta ayer se desempeñaba como viceministro de la Presidencia y cabeza de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional.
La sanción en su contra se da por incumplir con las normas de vigilancia y revisión que se debieron realizar antes de aceptar la “desinteresada” oferta del empresario colombiano.
“Tenía bajo su responsabilidad el resguardo de la integridad física y moral de mi persona. Estas tareas, en este caso concreto no se cumplieron”, sentenció la Presidenta.
La otra señalada es Pacheco, asistente de Chinchilla, quien la acompaña desde que la mandataria fue diputada.
Imprudencia y fallas de coordinación son los errores cometidos, ya que fue su responsabilidad la escogencia del transporte para los traslados aéreos.
La aceptación de la renuncia se da, en palabras de la Presidenta, tras considerar que ambos tuvieron cuota de responsabilidad en permitir que ella y un grupo de sus ministros subieran al avión de la empresa THX, vinculado en apariencia con el narcotráfico.
“Las omisiones fueron especialmente graves, en lo que respecta a la seguridad nacional y a la protección de la Presidenta de la República”, comentó Chinchilla.
Ante las bajas en el gabinete, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, fungirá hoy como el vocero del Gobierno.
Para anunciar los cambios, la jerarca repitió la fórmula de cadena nacional al reafirmar una decisión predecible.
El mensaje dejó una satisfacción parcial porque Chinchilla no asume responsabilidad en lo sucedido, y atribuye los hechos a la imprudencia de sus asesores.

Luis Fernando Cascante
[email protected]



Ver comentarios