Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


China volvió de la zona de peligro, una razón más para aumento de tasas

Bloomberg | Jueves 12 noviembre, 2015



China podría salir de la lista de preocupaciones de Janet Yellen.
En septiembre, cuando la Reserva Federal se abstuvo de aumentar las tasas de interés por primera vez desde 2006, Yellen mencionó la preocupación cada vez mayor por la turbulencia en los mercados chinos como uno de los motivos.
“Gran parte de nuestra atención se ha puesto sobre los riesgos relacionados a China”, dijo ella en una conferencia de prensa tras la decisión.
En aquel momento, los líderes chinos tenían problemas para contener los efectos adversos de un derrumbe de $5 billones del mercado accionario y la decisión abrupta de devaluar el yuan, que liberaron una fuga torrencial de capitales del país.
La turbulencia asustó a inversores globales y mercados emergentes debido a la preocupación por que China desatase otra caída del crecimiento mundial.
Ahora, aunque los indicadores económicos de China sean ambiguos, sus mercados se calmaron. El mercado accionario de Shanghái pasó de bajista a alcista.
Hay menos preocupación por el flujo de capital y el yuan avanzó más de 1% desde que alcanzó su cotización más baja en cuatro años en agosto.
Los aumentos del tipo de cambio ayudaron a aliviar la preocupación de que China estuviese entrando en una devaluación competitiva para impulsar sus decaídas exportaciones, como parte de una iniciativa más amplia para cumplir una meta de crecimiento de cerca de 7% para el año.
No sólo los mercados de China se están estabilizando. El consumidor está desafiando la desaceleración de la parte industrial de la economía.
Datos publicados ayer mostraron que las ventas minoristas crecieron al mayor ritmo del año en octubre.
La promoción anual del Día de los Solteros, una vuelta de tuerca comercial del Día de San Valentín organizada por Alibaba Group Holding Ltd., superó el nivel de 57.100 millones de yuanes ($9 mil millones) alcanzado en 2014 antes del mediodía.
No cabe duda de que la preocupación por China no desapareció. Si bien el crecimiento económico fue del 6,9% en el tercer trimestre, los indicadores subyacentes sugieren un escenario más lento.