Enviar
Mandatarios acuerdan construir refinería en Brasil
Chávez y Lula reiteran su alianza

Venezuela es el quinto exportador mundial de crudo

Caracas
EFE

Los presidentes venezolano, Hugo Chávez, y brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva, acordaron ayer construir y operar una refinería en la región de Pernambuco (Brasil), en el marco de una reunión de trabajo en Caracas en la que además firmaron otros once documentos en materia energética, tecnológica y alimentaria.
Las estatales Petróleo de Venezuela SA (PDVSA) y Petrobras crearán una “empresa mixta” que construirá y operará una refinería en la región de Pernambuco, con capacidad de procesar “200 mil barriles diarios”, reveló Chávez durante su discurso oficial.
El acuerdo incluye el compromiso de Venezuela de suministrar a Brasil “100 mil barriles diarios de crudo” de un campo de la rica Faja del Orinoco (sureste) explotado por PDVSA y Petrobras, agregó el mandatario venezolano.
Chávez no precisó la inversión que requerirá ni otros datos técnicos, solo señaló que forma parte del objetivo de avanzar hacia una “gran alianza” energética bilateral.
El pasado 4 de septiembre, Petrobras comenzó a construir una refinería con capacidad para procesar 200 mil barriles al día en Pernambuco sin PDVSA, su socio estratégico en el proyecto, con una inversión de $4 mil millones.
Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es el quinto exportador mundial de crudo y actualmente desarrolla un proceso internacional de certificación de sus reservas, calculadas en al menos $316 mil millones.
Brasil confirmó en noviembre la existencia de un enorme yacimiento de entre 5 mil y 8 mil millones de barriles de petróleo y gas natural en el Atlántico, que sería suficiente para aumentar en al menos un 50 por ciento las reservas probadas del país.
Tras una reunión de trabajo junto a empresarios privados de ambos países, Chávez y Lula vaticinaron el crecimiento de las relaciones comerciales bilaterales, que llegaron a $3.800 millones entre enero y octubre pasado, según datos oficiales venezolanos.
En su discurso, el presidente brasileño expresó su “preocupación” por el “muy grande superávit brasilero” en la balanza comercial, y el interés de su gobierno en “contribuir con el conocimiento de los empresarios brasileños” al desarrollo industrial de Venezuela.
En ese contexto, Chávez destacó que uno de los acuerdos alcanzados ayer fue la constitución, posiblemente el próximo año, de un “fondo binacional de inversiones” para financiar proyectos en las áreas agrícola e industrial, con un importe que no fue precisado.
Invitó a los empresarios brasileños a invertir en Venezuela, lo que Lula apoyó aclarando a los representantes de ese sector que “no se preocupe por las divergencias políticas” ni “hagan caso del barullo” mediático sobre las supuestas diferencias políticas entre Caracas y Brasilia.
Ambos mandatarios reiteraron también su compromiso con la integración regional, y coincidieron en que Suramérica “vive un momento extraordinario” en todos los órdenes que obliga a los gobernantes de la región a “concretar” la unión.
Lula reiteró su amistad y confianza en su colega venezolano, quien le agradeció la defensa que “siempre” hace de él cuándo le preguntan sobre su relación política y personal.
Los jefes de Estado firmaron una Declaración en la que, entre otros, “reiteraron la importancia del ingreso de Venezuela como miembro pleno al Mercosur”, así como su apoyo a la constitución de un Consejo Energético y otro de Defensa regionales.
El protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, fue firmado por los cinco gobiernos en julio de 2006, pero hasta ahora solo ha sido ratificado por los congresos argentino y uruguayo.
Chávez ha confirmado que asistirá los próximos 17 y 18 de diciembre a la Cumbre presidencial de Mercosur que se celebrará en Montevideo, Uruguay.
La Declaración conjunta incluyó la decisión de Caracas y Brasilia de “designar dos encargados de coordinar las decisiones presidenciales” tomadas en la reunión de trabajo de hoy, que será seguida de otras similares, una en Brasil, el próximo marzo, y otra posiblemente en agosto en Venezuela, según dijo Lula.
El pasado 20 de septiembre, en un encuentro bilateral en Manaus, en el estado brasileño de Amazonas, Chávez y Lula acordaron llevar a cabo reuniones trimestrales para dar continuidad a los acuerdos de cooperación en el área energética y de inversiones.
Ver comentarios