Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Viernes 26 Abril, 2013

Para Chávez el tema de la Independencia nacional y la Patria Socialista es su eje político, como paso de transición hacia el socialismo y la radicalización de la democracia participativa
Para Capriles el empleo es progreso y clave de su propuesta de gobierno, para lo cual hay que estimular las relaciones importantes entre la empresa privada y la generación de empleos productivos, con cooperación público privada


¿Chávez o Capriles, dos Venezuelas?

Esta elección quizá sea la más crucial que enfrenta el presidente Chávez. No es una simple elección. En cierta manera se juega el futuro de Venezuela desde el punto de vista de la conducción del gobierno. Y desde el gobierno en Venezuela se ejerce un poder casi absoluto.
Chávez desde 1999 ha participado, él y su partido, él y sus candidatos a distintos puestos de elección popular, en una docena de procesos electorales. Hace tres años provocó a la oposición para que le convocaran el Revocatorio de mandato, situación en que la oposición no mordió el anzuelo, sabiendo que en esta oportunidad se iba a jugar ese mandato, y a modo de revocatorio también si los votos no le alcanzan para seguir gobernando.


En los últimos procesos electorales Chávez ha sacado menos votos nacionales que los de los grupos opositores, que siempre han estado muy divididos, pero en esta ocasión van bastante unidos. En total siete candidatos, Chávez y Capriles los que puntean a ganar, y entre quienes se polariza el electorado del próximo domingo.
¿Qué proponen al electorado venezolano Chávez y Capriles? En sus programas señalan lo siguiente:
Para Chávez el tema de la Independencia nacional y la Patria Socialista es su eje político, como paso de transición hacia el socialismo y la radicalización de la democracia participativa. Reconoce Chávez que en su docena de años en el gobierno la formación socioeconómica de Venezuela es de carácter capitalista y rentista y que se debe avanzar a un Estado Social y Democrático de Derecho y de Justicia, que satisfaga las necesidades básicas de la alimentación, agua, electricidad, vivienda, trasporte, salud, educación, seguridad pública, acceso a la cultura, trabajo digno y protección de la vida humana. Mantener el control estatal sobre el petróleo venezolano, mantener sus programas sociales por medio de las Misiones, fortalecer el sector turismo y la industria militar.
Y, propone una geopolítica basada en el impulso y fortalecimiento de UNASUR, CELAC, ALBA, PETROCARIBE, MERCOSUR, Banco del Sur y el SUCRE y acercarse al BRICS, ASEAN, ECOWAS, MNOSL, EL FORO SUR SUR y el FORO ASPA.
Capriles propone, bajo el lema de Comprometidos con el Progreso de Todos, con un Programa de Unidad Nacional, un gobierno capaz de promover los servicios básicos, que ponga el acento en quienes buscan empleo por primera vez y los adultos mayores, con un gobierno que sirva a los ciudadanos y las personas, y asegurar educación, salud y seguridad social, protección social para la familia, seguridad, vivienda y empleo, reforma del Estado y descentralización, atención de las madres, jefes de hogar y fuente de sustento. En vivienda propone viviendas de calidad y con servicios básicos, seguras y confortables, con acceso a medios de transporte. Generar, transmitir y distribuir electricidad con el fin de que no haya largos y frecuentes cortes.
En educación se propone garantizar el acceso a todos y una escuela de calidad que produzca identidad regional y nacional, y capacidad de pensar por sí mismos. Hace un planteamiento hacia la universidad como una gran aliada para lograr el progreso de todos los venezolanos.
Para Capriles el empleo es progreso y clave de su propuesta de gobierno para generar 3 millones de empleos, para lo cual hay que estimular las relaciones importantes entre la empresa privada y la generación de empleos productivos, con cooperación público privada en ciertas áreas claves de la economía, para lograr tener una economía fuerte.
En el campo político propone una convivencia democrática, un Estado descentralizado, transparente, plural, respetuoso de la Constitución, las leyes, los derechos humanos, la paz y la legalidad internacional, respetando la diversidad política y social, de equidad de género.
Respecto a las fuerzas armadas propone despartidizar el ejército y consolidar su papel en el desarrollo y progreso del país, así como fortalecer el Estado de derecho, favorecer la libertad de expresión despolitizando el acceso a la información pública y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos.
En seguridad propone que todos los venezolanos puedan vivir tranquilos como responsabilidad del Estado y cero tolerancia a la violencia, el delito y la impunidad. Para Capriles la tranquilidad de los venezolanos está por encima de las diferencias políticas y partidistas.
Propone universalizar todos los derechos sociales con Redes de Protección de los Derechos. La diferencia fundamental con Chávez está en la Reforma del Estado y la Descentralización, con eficiencia en la prestación de servicios públicos, transparencia estatal, no tolerancia a la corrupción, derecho de petición efectivo, seguridad jurídica garantizada por el Estado, respeto a la propiedad privada.
Las posibilidades de triunfo están echadas para ambos contendientes. Chávez por su fuerza carismática, y ejercicio de 13 años en el poder, pero también su debilidad. Capriles por el apoyo sorpresivo de la ciudadanía que se ha manifestado ya en varias ocasiones contra el presidente Chávez y que el 7 de octubre bien podría dar una sorpresa. ¿Y el Ejército? Las fuerzas armadas respetarán el resultado cualquiera que sea.


* Primero de tres artículos a publicar que expresan la visión de lo sucedido en Venezuela desde octubre y tras la elección de Nicolás Maduro.

**Publicado en El Venezolano Costa Rica. Edición Especial Elecciones Octubre 2012 (Año 3 No. 69 p. 13)


Vladimir de la Cruz*