CEO acumula 338 días de vacaciones y marca pauta para su empresa
Los empleados de Whole Foods tienen la opción de hacer efectivo el tiempo de vacaciones al 75% del valor devengado una vez al año, o cobrar la suma completa cuando se van de la compañía.
Enviar

 Si Walter Robb saliera hoy de vacaciones, recién estaría de regreso al trabajo en marzo del 2017.
Robb, uno de los máximos responsables de WholeFoodsMarket, ha acumulado 2.703 horas de beneficios —o tiempo libre remunerado— desde que se unió a la cadena de supermercados en 1991.


Divididas en turnos de ocho horas, suman 338 días, que el ejecutivo puede usar o cambiar por efectivo.
Si bien WholeFoods es un caso raro en los Estados Unidos, ya que no son muchas las empresas que permiten a sus empleados acumular vacaciones años tras año, la aversión de Robb a usarlas no es tan inusual.
Steven Mollenkopf, máximo ejecutivo de Qualcomm, ha recibido al menos $121 mil en pago de vacaciones acumuladas al final de cada ejercicio desde 2010; R. Milton Johnson, de HCA Holdings reunió $152.308 al final de 2014 y Tim Cook, de Apple, reembolsó $56.923 en 2014 por tiempo libre no utilizado.
“Con la tecnología de hoy, olvídalo —nunca estás desconectado del trabajo” dijo Jon Luther, ex director general de Dunkin' Brands, que sí tomó vacaciones, pero pasaba las mañanas atendiendo cosas del trabajo hasta que podía cambiar al ‘modo descanso’.
Es peligroso no programar tiempo libre, dijo. “Tenemos que saber alejarnos del trabajo en algún momento para respirar profundamente y cargar las baterías”.
En términos relativos, es muy poco el tiempo de vacaciones establecido en los Estados Unidos.
Los empleadores suelen otorgar entre 15 a 25 días al año a los gerentes, según una encuesta realizada por la empresa de capacitación ejecutiva Vistage Worldwide.
Mientras que en otros países como el Reino Unido y Suecia la legislación exige que los trabajadores reciban unas cinco semanas.
De hecho, los Estados Unidos es el único país avanzado donde no existe la obligatoriedad de licencias remuneradas, según un informe del Centro de Investigación Económica y Política.
Esto, sumado a que los jefes rara vez se toman descanso, ello podría crear una “cultura en la que los empleados se sientan inseguros de tomar vacaciones “, dijo EdenAbrahams, socio gerente de Clear PathExecutiveCoaching.
Por otro lado, un puñado de empresas también estadounidenses se van al otro extremo: vacaciones ilimitadas.
Es decir que los trabajadores pueden tener tantos días como les guste —o se atrevan—. Netflix introdujo la política en 2004 y otros en Silicon Valley, como Uber Technologiesy Reddit, han adoptado esta política.
El máximo responsable ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, dijo en la Conferencia Dealbook del Nueva York Times en noviembre que él se tomaba unas seis semanas al año y que “lo hace público entre su gente, para tratar de establecer el buen ejemplo”.
En Whole Foods, cada uno de los siete altos ejecutivos tenía más de 1.200 horas acumuladas de tiempo libre a septiembre del año pasado, según sus últimas declaraciones.



 

 


Ver comentarios