Enviar
Cansancio eterno
La fatiga crónica es un mal que se asocia con largos periodos de agotamiento que se puede extender hasta por seis meses

Si usted se siente agotado por periodos largos de tiempo sin razón aparente, no logra cumplir con sus labores como en el pasado, se siente enfermo y no logran detectar la causa, puede que esté padeciendo de fatiga crónica.
Este mal se caracteriza por el cansancio fuerte y prolongado que no se alivia con el descanso y no es causado directamente por otras enfermedades, según la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos.
Se estima además que afecta en mayor medida a mujeres con edades entre los 30 y 50 años y puede persistir por seis meses.
Entre los síntomas presentes está la pérdida de concentración, dolores en las articulaciones, así como en los músculos, sueño no reparador, malestares después de hacer ejercicios que antes no se presentaban, dolor de cabeza, entre otros, descritos en la Revista Costarricense de Ciencias Médicas.
Las causas de este mal no están muy claras, aunque se han mencionado la inflamación a lo largo del sistema nervioso, la edad y como una reacción al estrés, entre otras.
Sin embargo los científicos no han cesado en buscar más respuestas por ser considerada un misterio.
La más reciente investigación apunta a que la enfermedad está relacionada con un virus, algo que representa un alivio para quienes la padecen porque se podría tener un tratamiento para su cura, según publicó la agencia de noticias EFE.
El estudio lo llevaron a cabo investigadores de la Universidad de Harvard, los Institutos Nacionales de Salud y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.
Para obtener los resultados se analizaron muestras de sangre tomadas hace 15 años a personas con el mal.
El resultado es que la clave en la fatiga crónica puede ser una categoría de virus relacionados con el leucemia murino (MRV por sus siglas en inglés).
“Una vez examinadas estas muestras, descubrieron que la mayoría de los pacientes (un total de 32) dieron positivo en el virus relacionado con el MRV, mientras que al analizar la presencia del virus en la sangre de 44 pacientes que no tenían síndrome de fatiga crónica, solo tres de ellos dieron positivo”, informó EFE.
Esta investigación sin embargo no se considera suficiente para comprobar que esta sea la causa.
Lamentablemente su detección no es sencilla, ya que lo que se debe hacer es descartar posibles enfermedades que se asocien para poder diagnosticarlo.
Como aún no cuenta con un medicamento para curarlo o aminorarlo, se recomienda llevar un tratamiento integral para tratar sus síntomas, este debe combinar ejercicio, alimentación sana, salud mental, técnicas para el manejo del sueño, entre otras.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios