Enviar

Es muy extraño… ¿Por qué no se tomaron en la Caja de Seguro las medidas necesarias para producir un blindaje contra el efecto que se generaría por el tipo de cambio?

Caja omitió opciones de blindaje

Desde abril de 2010 un informe de la auditoría externa de la Caja de Seguro Social alertaba sobre el peligro del tipo de cambio en la administración del portafolio de inversiones de esta importantísima institución. De ella dependen la buena salud de la mayor parte de la población y el derecho a una jubilación decente para los más viejos.
Sin embargo, se mantuvo la misma posición y así fue como crecieron las pérdidas por ese concepto durante todo ese año.
Es decir, que los costarricenses confiamos en que se estarían cuidando las finanzas de la Caja, ya que es dinero que entre todos logramos acumular para que a todos nos beneficie, y ello no estaba ocurriendo.
Perdimos pues, por partida doble. Se perdió dinero y con ello perdimos calidad en atención y jubilación.
Sobre lo primero, el incorrecto manejo de las finanzas de la Caja, nada sabíamos. Nadie nos dijo que estaba sucediendo. Sobre lo segundo, la mala atención que padecemos, todos lo sabemos y somos los únicos en sufrir los resultados de esos y otros malos manejos.
¿No hay consecuencias para quienes nos han sometido a estas pérdidas y penurias? ¿Si la advertencia existió no hubo la capacidad para superar el problema implementando estrategias capaces de impedir las pérdidas?
Si la ley exige que exista una auditoría externa a las instituciones estatales, para que den las voces de alarma en casos como el que hoy nos ocupa, entre otros, ¿por qué no hacerles caso cuando alertan? ¿Por qué no se tomaron las medidas necesarias para producir un blindaje contra el efecto que se generaría por el tipo de cambio?
No lo sabemos porque ni siquiera obtuvo respuesta ante preguntas sobre el tema el periodista que elaboró la nota, publicada en este medio ayer y que nos muestra la negativa situación, que viene a sumarse a los otros males que afectan a la Caja.
Son situaciones tan incomprensibles como inaceptables, que urgen, al igual que el resto de los malos manejos que entorpecen las labores de la seguridad social, de una profunda y muy decente revisión y corrección para permitirle a esta dar los excelentes servicios que se sabe puede dar a los costarricenses.
Esto es indispensable para poder continuar con la inmensa y también impostergable tarea de enrumbar nuevamente este país hacia el progreso con equidad, justicia y libertad que queremos. Porque si hay algo en lo que parece que todos estamos claros, es en no querer entrar en los conflictos y agitaciones sociales que convulsionan hoy a otros países del mundo.
Ver comentarios