Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Caída del dólar llega a su fin

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 18 julio, 2011



• Según los pronosticadores cambiarios consultados por Bloomberg
Caída del dólar llega a su fin
• Los fondos de cobertura y otros grandes especuladores ya no apuestan a un derrumbe del dólar

Los mejores pronosticadores cambiarios dicen que la declinación del 12% del dólar del último año está llegando a su fin conforme la creciente crisis de deuda de Europa desalienta las apuestas contra la moneda de reserva del mundo.
Con Schneider Foreign Exchange Ltd. a la cabeza, las cinco firmas más exactas durante los seis trimestres hasta el 30 de junio, según mediciones de Bloomberg, estiman que el dólar se negociará a un promedio de $1,42 por euro para fin de año, mientras que se negociaba a $1,43 el 8 de julio. Pronostican que, en relación con el yen, el dólar crecerá de 83 a 80,64.
Mientras Moody’s Investors Service agravó los problemas de Europa la semana pasada al reducir a basura la calificación crediticia de Portugal, el dólar recupera su condición de refugio luego de tener el último año el peor desempeño entre diez monedas de mercados desarrollados según los índices Bloomberg Correlation-Weighted. El dólar está un 5,9% por encima del nivel más bajo contra el euro del 4 de mayo.
“No queda mucho espacio para que se debilite más allá de $1,50 por euro, y consideramos que se recuperará a unos $1,40 para fin de año”, dijo Stephen Gallo, jefe de análisis de mercado de Schneider en Londres, que tuvo un margen de error de un promedio de un 5,05% en todas las paridades cambiarias. “El riesgo de un impago desordenado es por ahora mucho mayor en Europa que en los Estados Unidos”.
Los fondos de cobertura y otros grandes especuladores ya no apuestan a un derrumbe del dólar. Las apuestas a una declinación contra pares como el euro, el yen y la libra eran de 203.230 el 5 de julio, indicaron la semana pasada datos de la Comisión del Comercio en Futuros sobre Mercancía de los Estados Unidos, CFTC por la sigla en inglés. Es menos que las 405.267 de marzo, la mayor cantidad desde por lo menos noviembre de 2003.
“Es difícil que el dólar se derrumbe”, dijo Paul Mackel, director de estrategia cambiaria de HSBC en Londres, el octavo pronosticador más exacto. “La crisis de la zona del euro sin duda ha desacelerado el ritmo de la debilidad del dólar, que sigue siendo la moneda de reserva del mundo y lo seguirá siendo durante algún tiempo”.
HSBC considera que el dólar terminará el año a $1,44 por euro, en comparación con $1,4037 a las 10.23 hora de Nueva York. Más temprano, el dólar había subido hasta $1,4026, el valor más alto desde el 25 de mayo. El dólar constituía el 60,7% de las reservas de moneda del mundo en el primer trimestre, mientras que era el 61,8% un año antes, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) el 30 de junio en Washington.
El dólar se ha estabilizado a medida que se agrava la crisis de deuda de la zona del euro, lo que obligó a Grecia a buscar un segundo rescate de la Unión Europea y el FMI en apenas más de un año, lo cual alimenta las especulaciones de que podrían seguirle Portugal e Irlanda.
El Indice Dólar, que IntercontinentalExchange Inc. usa para seguir la moneda contra las de seis socios comerciales, creció en cuatro de las cinco últimas semanas mientras el gobierno alemán y el Banco Central Europeo debatían sobre la mejor manera de evitar un impago griego y los inversores rehuían los activos de mayor riesgo.
Los gobernantes de la UE presionan a bancos y compañías aseguradoras que tienen bonos griegos a contribuir a un nuevo paquete de rescate luego de que el rescate de 110 mil millones de euros ($156 mil millones) del año pasado no lograra evitar la extensión de la crisis de deuda de la región.
El crecimiento de los ingresos también se recupera en los Estados Unidos, si bien a un ritmo más lento. Se estima que las compañías del Indice Standard Poor’s 500 tendrán un aumento de ingresos de un 19% en 2011, lo que comprende un incremento del 13% en el segundo trimestre, según estimaciones de analistas que recopiló Bloomberg.
El aumento devolverá las ganancias al crecimiento promedio del 6,9% de los últimos 51 años, indican datos que recopilaron Brockhouse Cooper Inc. y Bloomberg.
“No contemplamos que la economía estadounidense se debilite mucho más ni de forma prolongada como para que la Fed lance otra ronda de flexibilización cuantitativa”, dijo John Kyriakopoulos, jefe de estrategia cambiaria de National Australia Bank Ltd. en Sídney, el sexto pronosticador más exacto.