Enviar
Un 89% de los costarricenses considera que la situación económica los está afectando de acuerdo con encuesta de CID-Gallup
Caída de confianza varía hábitos de consumo
• El 83% de los consumidores hará recortes en gastos
• Entretenimiento es el principal rubro que sacrificarían las familias

Daniel Chacón
[email protected]

Nueve de cada diez costarricenses tienen la convicción de que la recesión económica los está afectando, fenómeno que deriva en la variación de los hábitos de consumo de las familias.
Esto motivaría que por lo menos un 83% de las familias piense en tomar medidas al respecto, especialmente relacionadas con recortes en sus gastos.
En este sentido, el entretenimiento es el primer rubro que se sacrificaría, de acuerdo con un 49% de los entrevistados en la última encuesta realizada por la firma CID-Gallup para LA REPUBLICA.
En segunda instancia, un 11% de los encuestados señala los alimentos y la televisión por cable como posibles recortes para enfrentar la contracción que afecta a la economía.
Uno de los factores preocupantes revelados por la encuesta es que un 80% de los consultados no tiene ahorros para encarar una eventual pérdida de trabajo. Esto demuestra una mayor vulnerabilidad en la economía y por ende, presión para las familias en cuanto a recortar gastos lo antes posible.
Los negocios de entretenimiento con servicios de un costo más elevado son los más susceptibles a perder clientes en estos tiempos.
Un ejemplo son las competencias de automovilismo, que en 2008 registraron una variación del -12% en la asistencia de aficionados, primera cifra negativa desde su reactivación hace cinco años.
“Para nadie es un secreto que en tiempos de crisis, uno tiene que reinventarse. En nuestro caso, hemos buscado innovar reduciendo costos, y pensando en dar un valor agregado a los eventos”, manifestó Gustavo Pacheco, gerente de Promotor Sport, empresa que administra el autódromo La Guácima.
Ante ello, también se ha detectado un desplazamiento hacia actividades de entretenimiento menos costosas.
“Lo que se ha vivido es un desplazamiento en nuestro público, y personas que antes buscaban un entretenimiento más caro ahora eligen como opción el cine, comportamiento histórico que se ha visto en otras momentos; ya que fuera del hogar, el cine es la forma más barata de entretenimiento”, razonó Luis Monestel, director de Operaciones de Cinépolis.
Incluso, el sector espera incrementar sus ingresos debido al estreno de películas que motivarían una mayor afluencia de público.
“El flujo de personas se mantiene, aunque varía de acuerdo con la película que esté en cartelera. En esta época llegan al país los estrenos más importantes de la temporada, lo cual aumenta bastante la cantidad de gente que va al cine”, destacó George Grant, gerente de la distribuidora Discine.
En cuanto a la compra de alimentos se refiere, las cadenas de supermercados confirman que las personas buscan los mismos productos, pero en presentaciones de menor tamaño, en primera instancia. La segunda migración que se da, pero en menor medida, es el cambio por marcas más económicas.
Las mercaderías identificadas como sensibles son los productos frescos, carnes, confiterías y helados. En estos casos, los establecimientos debieron adoptar estrategias como descuentos del 25% para mantener los niveles de venta.
“El primer cambio es que se adquiere el mismo producto pero en una presentación de menor tamaño, el segundo es en marca. En nuestro caso, aplicamos descuentos en carnes y productos frescos los fines de semana, también hicimos una canasta básica con 31 productos que tienen rebaja permanente”, indicó Christian Morales, gerente comercial del Grupo GESSA, el cual integra a Perimercados, Jumbo y Super Compro.
Esta tendencia motiva a las empresas a variar las presentaciones de la mercadería incorporando más líneas de tamaños inferiores, como respuesta para mantener el nivel de ingresos generados en los puntos de venta al detalle.
“La empresa ha desarrollado junto con los proveedores productos con estas características como presentaciones de arroz de un kilo, frijoles de 400 gramos, azúcar de un kilo, entre otros”, aceptó Mariela Bustamante, gerente comercial de Wal-Mart Centroamérica en Costa Rica.

  
Ver comentarios