Enviar
Cabrera escribió historia

El argentino salió del Masters de Augusta con la chaqueta verde

Dinia Vargas
[email protected]

Nervios, expectativas y emociones fue lo que se vio en la final del primer torneo grande de la temporada, el Masters de Augusta, donde el argentino Angel “El Pato” Cabrera logra hacer historia al convertirse en el primer latinoamericano en ponerse la chaqueta verde, al ganar en desempate.
Augusta calentó en emociones cada día y el torneo estuvo a la altura de lo esperado. Una ronda final donde Phil Mickelson le puso mucha fuerza y Tiger Woods también hizo su trabajo tratando de presionar a los líderes, Cabrera y Kenny Perry.
“El Pato”, de 39 años tuvo que dar su máximo esfuerzo en una ronda final, que no fue tan buena como él la hubiera esperado, pues realizó cuatro birdies (2, 13, 15, 16) y tres bogeys (4, 5 y 10, irónicamente en este hoyo ganaría en desempate).
Un verdadero mano a mano vivió Cabrera con Perry, quien en los últimos dos hoyos tuvo el triunfo en sus manos, pero lo arruinó al realizar bogeys consecutivos. Y un Chad Campbell que tuvo protagonismo en los primeros dos días y al final casi se roba el show, empatando en la punta con -12 golpes.
El desempate estuvo vibrante, el hoyo 18 sería el encargado de sacar a Campbell, quien fue víctima de los nervios. Por su parte, Cabrera también mostró nerviosismo, pero pudo controlarlos para realizar un putt decisivo donde empató a Perry y obligó a jugar otro hoyo.
Ahora en el hoyo 10 las cosas se complicaron en demasía para “El Abuelo” Perry, de 48 años, quien jugó agresivo en su segundo tiro y realizó un gancho a la izquierda, luego en su tiro de acercamiento le quedó un complicado putt como de 12 metros que no pudo concretar y esta sería la oportunidad que Cabrera estaba esperando, hizo el par que le dio suficiente para ganar su segundo torneo mayor, en 2007 ganó el Abierto de Estados Unidos.
“Hace unos años Roberto (De Vicenzo) me regaló un cuadro de una chaqueta verde de Augusta y me dijo que lo guardara, porque algún día la iba a vestir de verdad, y hoy (ayer) he cumplido ese sueño, el mío y el suyo”, dijo un emocionado Cabrera ante las cámaras estadounidenses tras ganar el torneo. El campeón definitivamente tuvo que dedicarle el Masters a De Vicenzo, quien en una oportunidad casi triunfa en Augusta y fue el primer latino en ganar un Gran Slam en 1967 cuando ganó el Open Británico.
Por su parte, extraordinaria fue la ronda final que jugó ayer Mickelson, quien realizo seis birdies en los primeros ocho hoyos, sin embargo firmó una tarjeta final de 67 golpes para un acumulado de 279 golpes y quedó a tres de los punteros.
Con un golpe más que Mickelson, quien no jugaba a la par de Woods desde 2002, terminó el jugador número uno del mundo, que despertó en los últimos dos días.

Consulta: www.masters.com


Verde argentina


La bandera albiceleste argentina dejó ayer un espacio al verde, el color de la chaqueta más famosa del golf mundial que ganó, tras un desempate épico, Angel Cabrera en el Augusta National, el campo emblemático del estado de Georgia (EE.UU.).
El sastre del selecto club sureño rebuscó en su armario para encontrar la talla más grande de cuantas chaquetas verdes posee. Cabrera, de 39 años, volvió a colocar al golf argentino en el lugar más alto ante el Senado de este deporte en Norteamérica. El sudafricano Trevor Immelman colocó la chaqueta de campeón sobre el corpachón de Cabrera, el hombre más feliz en Augusta.
Ver comentarios