Enviar
Bush y Hu se reúnen en marco de la APEC

Encuentro entre presidentes de EE.UU. y China puso de relieve relación agridulce

Sydney
EFE


George W. Bush, presidente de Estados Unidos, y su homólogo chino, Hu Jintao, abordaron ayer algunos de los temas más espinosos de su relación en un encuentro de 90 minutos que concluyó con buenas palabras y sin avances concretos.
Bush calificó la reunión con Hu de “muy constructiva”, a lo que añadió: “teníamos mucho de lo que hablar”.
Hu describió el encuentro de 90 minutos como “franco y amistoso”.
“Hablamos sobre nuestras relaciones económicas y sobre comercio”, dijo el inquilino de la Casa Blanca, quien precisó que los dos mandatarios también abordaron la situación de los tipos de cambio.
La cotización del yuan es desde hace tiempo un tema difícil en la relación entre Washington y Pekín.
Ni Hu ni Bush ofrecieron detalles específicos.
El inquilino de la Casa Blanca apuntó el miércoles que la libre flotación del yuan ayudaría a reducir el “enorme” déficit que su país tiene con el gigante asiático.
La seguridad de los productos, un tema candente a raíz de la retirada del mercado de millones de juguetes fabricados en China que contenían demasiado plomo, también salió a relucir durante la conversación.
“Agradecí sus comentarios” sobre la seguridad de los productos, dijo Bush.
Hu afirmó ayer, tras reunirse con el primer ministro australiano que su gobierno cooperará con la comunidad internacional a fin de asegurar que las exportaciones de alimentos y otros productos chinos cumplen todas las normas de seguridad.
“China desea y está preparada para trabajar de forma conjunta con la comunidad internacional para aumentar la cooperación en materia de inspección de calidad y examen”, declaró a la prensa.
Insistió en que “China se toma muy en serio la preocupación internacional causada por la seguridad de los productos chinos”.
El cambio climático, otro tema que genera tensión en las relaciones entre ambos socios comerciales, también fue motivo de discusión.
Bush destacó esta semana que China tiene que formar parte de las discusiones para encontrar un sustituto al Protocolo de Kioto de reducción de los gases invernadero, del que ninguno de los dos países son miembro y que vence en el 2012.
Hu expresó su voluntad de trabajar en esa decisión.
Durante la bilateral, Estados Unidos recordó que su postura sobre Taiwán no ha cambiado. Washington se opone a la campaña de la isla para ingresar en las Naciones Unidas bajo el nombre de Taiwán.
Además, Bush aceptó la invitación de Hu para asistir a los juegos olímpicos del 2008 en Pekín, aunque insistió, según la Casa Blanca, en que atenderá para disfrutar del deporte y no para realizar con su visita ninguna declaración política.
Ver comentarios