Enviar
Brasil juega ahora entre los grandes

Analistas recomiendan seguir apostando a los títulos de deuda emitidos por la economía sudamericana


Agustina Cobas
[email protected]

La decisión de otorgarle a Brasil el grado de inversor por parte de la calificadora Standard & Poor’s generó no solo euforia en el mercado local, sino una importante apreciación en los bonos de deuda externa que se negocian en el mercado internacional.
Si bien la reacción posterior al anuncio fue un alza en el precio de los títulos, esta apreciación se venía experimentando desde semanas atrás, cuando ya se esperaba una decisión favorable por parte de la empresa calificadora.
“Hay un principio en la actividad de los traders que dice que hay que comprar en el rumor y vender en el hecho, cuando se tiene la expectativa es bueno comprar, y cuando se materializa el hecho ya es bueno vender”, comentó Andrés Víquez, gerente del puesto de bolsa de Aldesa.
Los bonos de deuda brasileños venían mostrando una tendencia al alza en su precio desde meses anteriores, gracias la solidez de la economía y a la relativa independencia de Estados Unidos, que lo hace menos vulnerable a los efectos de la crisis en este país, señaló el experto.
El alza en el precio de los títulos de deuda genera una ganancia de capital para aquellos inversionistas que adquirieron estos instrumentos previamente.
“Así por ejemplo, si un inversionista compró un bono con vencimiento en 2040 a 135,85, que era el precio hace un año, y vendió en 137, la rentabilidad sería cercana al 7%”, señaló Douglas Montero, gerente de Mercado Internacional de Mercado de Valores.
No obstante, para realizar esta ganancia el inversionista debe vender el título, y la decisión de hacerlo dependerá del perfil de cada inversionista.
“Si se debiera realizar la utilidad hoy o esperar es una decisión que depende del horizonte de inversión del cliente y de los objetivos que quiera alcanzar, además hace un año los precios eran relativamente similares a los de ahora”, agregó Montero.
Para Víquez, una posibilidad sería materializar la ganancia parcialmente, vendiendo una parte y manteniendo la otra, para tener espacio para generar un mayor rendimiento si el precio sigue el camino al alza.
“Posiblemente la recomendación desde el punto de vista del inversionista de renta fija podría ser la de realizar al menos una parte de la utilidad generada”, comentó Víquez.



Ver comentarios