Enviar
Bowl a semifinales
Los cuatro mejores por cada rama buscarán hoy el tiquete a la final del torneo

Rápida se pasó la semana y después de mucha acción, solo ocho tenistas de los 64 que arrancaron la XVI edición del Costa Rica Bowl se mantienen con vida y hoy jugarán las semifinales del torneo.
En la rama masculina, el chileno Sebastián Peñaloza dio un buen paso ayer tras vencer al joven, pequeño, pero excelente estadounidense Justin Butsch, quien llegó desde la llave de clasificación derrumbando rivales, se encargó del número uno, Santiago Quiroga, pero tocó techo ayer ante Peñaloza, a quien logró ganarle el primer set, pero cayó en los otros dos para un definitivo 4-6, 6-2 y 6-3.
Sebastián viene de disputar la final de la Copa Galileo, en Guatemala, donde luego de vencer a tres mexicanos y un canadiense, perdió ante el estadounidense Michael Mmoh por 6-4 y 6-2. Anterior a eso estuvo compitiendo en torneos en Suramérica, jugando semifinales de sencillos y final de dobles en el torneo Cóndor de Plata, en la Paz, Bolivia.
Este tenista no vino a la pasada Copa del Café, grado uno, porque prefirió jugar un grado dos en Arequipa, Perú, donde perdió en primera ronda.
Peñaloza se las verá hoy ante el ganador del partido que debían jugar anoche el estadounidense Robert Livi ante el mexicano Alan Núñez.
La otra semifinal masculina la jugarán el estadounidense Ciro Riccardi, quien también vino desde la “qualy” para eliminar en primera ronda del lunes al sembrado dos del torneo, Jordi Arconada, ante el coreano Seong Chan, que ayer venció al mexicano José Aramburú 6-1 y 6-3.
En femenino, la buena noticia para Latinoamérica es que se mantiene con vida la venezolana Ana Gabriela Gerbasi, quien pasó su prueba de fuego en el partido anterior ante la sembrada cinco, la estadounidense Alexandra Morozova, con la que perdió el primer set 2-6, luego estuvo al filo de la derrota, pero logró sacar la muerte súbita y vencer 7-6 (4) y volverla a vencer 6-4.
Gerbasi hizo dos rondas de la Copa Gatorade (torneo grado uno) en enero pasado, en su país, y ganó el torneo Casablanca, grado cuatro, que se jugó en México en febrero de este año. De ahí pasó a Guatemala, donde hizo semifinales en la Copa Galileo.
El problema para Gerbasi es que deberá enfrentar a la número dos y campeona defensora del torneo, Julia Elbaba, que va con paso firme hacia el título, luego de vencer ayer a la canadiense Gloria Liang 6-2 y 6-3, quedando a dos juegos de convertirse en la bicampeona del Bowl.
A la otra semifinal llega la estadounidense Rasheeda Mcadoo, quien ayer superó a la mexicana Antonella Bramato 6-4 y 6-4 y que deberá vérselas ante la ganadora del partido entre los dos apellidos más grandes de este torneo: el juego de anoche entre la griega Valentini Grammatikopoulou y la tailandés Apichaya Runglerdkriangkrai.
Valentini, quien ingresó al torneo por llave de clasificación es la revelación del torneo, tras dejar por fuera en primera ronda a la sembrada uno del torneo, Jennifer Brady (EE.UU.).

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios