El mercado de bonos gubernamentales estadounidenses de $13,4 billones está a punto de hacer historia.
Los rendimientos de los bonos del Tesoro a diez años cayeron el lunes por segundo día y cerraron a apenas 0,06 puntos porcentuales de su nivel histórico más bajo de 1,37%.
A pesar de que los bonos tuvieron su mejor comienzo de año desde 1995, dos de los observadores más experimentados del mercado dicen que el aumento no ha hecho más que empezar.
Scott Minerd, el máximo responsable de inversión de Guggenheim Partners, estima que los rendimientos de los valores de referencia caerán a 1% para fin de año, arrastrados por bajos costos crediticios récord en el mundo.
Por su parte, Gary Shilling, que tiene 50 años de experiencia en el mercado de bonos, dijo que el impacto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea en la economía global es un elemento que seguirá presionando los rendimientos a la baja.


“No sabemos con exactitud cuál es la profundidad del Brexit”, dijo Shilling, presidente y fundador de la firma de análisis A. Gary Shilling & Co., que tiene sede en Springfield, Nueva Jersey.
“Por más que los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos están bajos, siguen estando por encima de la mayor parte de los valores de los países desarrollados comparables”.
Las consecuencias de la decisión británica de abandonar la Unión Europea han impulsado los bonos soberanos desde Alemania hasta Japón, lo que ha sumado miles de millones de dólares en valores de rendimiento negativo al mercado global de deuda y ha alimentado la demanda de bonos del Tesoro estadounidense de mayor rendimiento.
Mientras que los inversores están dispuestos a pagar el mayor valor de la historia por deuda de los Estados Unidos, eso también significa costos crediticios más bajos para el gobierno en las subastas semanales de letras, notas y bonos.
Los bonos se encaminan a tener el mejor comienzo en 21 años y el índice de Bonos del Tesoro de los Estados Unidos de Bank of America Corp. retorna 5,8% en 2016 impulsado por el voto británico de la semana pasada.
Si bien los rendimientos estadounidenses a diez años están cerca del nivel más bajo de la historia, los valores aún pagan más que 17 de los 25 países desarrollados que siguió Bloomberg.
El crecimiento de la mayor economía del mundo supera el de Europa y Japón, lo que impulsa el interés de los inversores.
Muchas de las fuerzas que hacen bajar los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidenses también limitan la capacidad de la Reserva Federal de subir las tasas de interés.
La probabilidad implícita en el mercado de un incremento de tasas para fin de año era de 8% el lunes, indican datos de futuros que recopiló Bloomberg, mientras que era de 50% el jueves, antes de la votación del Reino Unido.
“Hay que olvidar toda idea de un aumento de tasas”, dijo Shilling. “Las probabilidades de una rebaja de tasas son cada vez mayores. El próximo movimiento de la Fed sería hacia abajo, no hacia arriba”.
Shilling también estima que los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 30 años declinarán a un récord de 2% para fin de año, mientras que era de 2,28% el lunes.

 

 

 

Ver comentarios

Notas Inversionista