Enviar
Bonos de deuda externa estables

Mientras las tasas de interés en EE.UU. continúen bajas, los precios de los títulos podrían seguir la misma tendencia

Agustina Cobas
[email protected]

Durante los últimos seis meses los precios de los bonos de deuda externa costarricense han mostrado una tendencia muy estable, dejando atrás la volatilidad experimentada anteriormente.
Y es que desde que las tasas de interés en Estados Unidos comenzaron a bajar, los rendimientos de mercado se redujeron, generando un alza en los precios.
Sin embargo, desde hace seis meses la tendencia alcista se ha detenido, y la estabilidad en los precios es la que ha predominado desde entonces.
Los bonos con vencimiento en 2009, 2011 y 2012 son los que se han mostrado más estables desde octubre de 2007, reflejando una desaceleración en su demanda y estabilidad en las bajas tasas de interés.
“La perspectiva es de estabilidad en los precios siempre que exista una política monetaria de bajas tasas en Estados Unidos. De hecho el spread (la diferencia) promedio de toda la curva soberana se ha incrementado, producto de las disminuciones en las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense”, comentó Carlos Gómez, analista de Riesgo Bursátil de Improsa Valores.
En la coyuntura actual que se vive con lo que sucede en el mercado financiero y de valores estadounidense y la incertidumbre en el ámbito mundial, los bonos de deuda de los mercados emergentes se han visto afectados, producto de la mayor aversión al riesgo y la consecuente afluencia de capitales hacia inversiones consideradas más seguras o conservadoras.
Los bonos de deuda de Costa Rica que se transan en el mercado internacional no están exentos de los efectos que puedan sentirse por esta mayor incertidumbre en el mercado financiero global.
“Debemos reconocer que todos los mercados del mundo están trastornados. Lo que parecía un tema exclusivo de Estados Unidos está ahora también preocupando en Europa, y hasta el Banco de Inglaterra está tomando decisiones similares a las que ha tomado la Reserva Federal en Estados Unidos, por lo tanto, lo que pueda pasar con la deuda latina hay que verlo como un coletazo del desorden que tenemos a nivel del planeta”, opinó Danilo Montero, gerente de Grupo Interbolsa.
Aunque hasta ahora los bonos de deuda costarricenses han mostrado estabilidad en su precio, la situación podría cambiar si otros instrumentos comenzaran a mostrarse más atractivos, haciendo que los inversores se deshagan de los bonos.
No obstante, esto dependería también de otros factores, lo que podría hacer variar los precios tanto al alza como a la baja.
“Según la teoría, se debería ver un aumento en los precios, sin embargo, en el caso de Costa Rica, los bonos están en manos de diversos inversionistas que podrían estar viendo con preocupación el entorno general, por lo que más bien tratarían de buscar otras opciones. Por ejemplo, se habla de que hay acciones muy baratas en Estados Unidos, que podrían competir con los bonos, y eso podría sostener los precios o hasta bajarlos, siendo un ejemplo de los múltiples factores que influyen en el mercado”, agregó Montero.
La evolución que estos instrumentos de inversión tengan en el corto plazo dependerá, entre otros elementos, de cuánto se prolongue la crisis en Estados Unidos y por ende las bajas tasas de interés, según comentó Gómez.
Montero coincide en señalar que la incertidumbre no ayuda a proyectar un escenario claro para estos títulos, y recomienda la única receta posible: calma. 
Para Luis Javier Delgado, gestor de portafolio de Vista Safi, la evolución en el precio dependerá de los movimientos en las tasas en EEUU y ly lo que suceda en el mercado externo. 


Ver comentarios