Enviar
Jueves 19 Septiembre, 2013

BN Agro es parte de un compromiso genuino y estratégico del Banco Nacional con uno de los sectores más importantes de nuestra economía. Las cifras demuestran que el quehacer de este Banco está fuera del alcance de la corta mira electoral


BN Agro, un compromiso genuino

Reza un popular dicho que “todo texto, fuera de contexto es un magnífico pretexto… para lo que sea”.
El médico Rodrigo Cabezas Moya, en un artículo publicado en este foro el 18 de setiembre reciente descontextualizó intencionadamente un texto para sustentar un prejuicio personal.
Erróneamente, el respetado columnista toma el programa BN Agro, dedicado a suplir soluciones financieras y no financieras de los productores agropecuarios y lo presenta como un producto alineado con la campaña electoral.
Sin mediar argumento, el Sr. Cabezas desconoce que ni BN Agro, ni ningún proyecto de la más importante entidad financiera del país están pensados con lógica política, ni responden a ciclos electorales.
BN Agro es parte de un compromiso genuino y estratégico del Banco Nacional con uno de los sectores más importantes de nuestra economía.
Cuando el cambio climático y el precio de las mercancías en los mercados internacionales amenazan, lanzamos BN Agro, dando un respaldo robusto no solo al ciclo productivo, sino a las necesidades de alfabetización financiera, un plan de pensiones y soluciones de vivienda y de crédito para gastos médicos y de educación del núcleo familiar de los productores y las productoras.
Las cifras demuestran que el quehacer del Banco Nacional está fuera del alcance de la corta mira electoral: El Banco Nacional provee el 45% del crédito total al sector agropecuario en el Sistema Financiero Nacional y ha otorgado el 52% del total del crédito al agro entre los bancos públicos.
A junio de 2013 mantenemos una cartera activa para el sector agropecuario de ¢151.699 millones. Esas cifras, claramente, se construyen con tiempo no en busca de votos, sino para generar desarrollo, que es nuestra vocación.
La confianza de 1,7 millones de clientes que nos honran con su preferencia es el testimonio más elocuente de un compromiso genuino del Banco Nacional, no solo con el agro, sino con el bienestar y el progreso del país.
Con el contexto adecuado, uno robusto que el Banco Nacional puede proveer cómodamente, sí es posible formarse una opinión informada.

Mishelle Mitchell Bernard

Directora Corporativa de Relaciones Institucionales y RSE, Banco Nacional