Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


BMW lanza cupé para recobrar terreno en batalla de autos de lujo

Bloomberg | Miércoles 31 agosto, 2016

Una visión de BMW 100 como el siguiente concepto de automóvil en una presentación de carros en Londres. Bloomberg/La República


Menos de un año después de que BMW introdujo la última versión de su modelo estrella Serie 7, un espacioso sedán que se puede estacionar automáticamente por control remoto, la automotriz ha reconocido tácitamente su escaso impacto. Así y todo, el vehículo de $81.500 es tan vital para los resultados que BMW lo está duplicando con una variante cupé.
Se está trabajando en una versión deportiva de dos puertas del Serie 7 para su lanzamiento en el 2019, según una persona cercana al plan de BMW, quien solicitó no ser identificada. El cupé de lujo es la primera de varias nuevas versiones que BMW está considerando para aumentar las ventas de su automóvil de alta gama.
Mercedes-Benz utilizó una estrategia similar para consolidar la posición de su Clase S como el sedán de rango superior de mayor venta en el mundo. Hace cuatro años, el Serie 7 estaba en paridad con su rival Mercedes. Hoy, las ventas han caído un 40% por debajo del Clase S y superan apenas al Modelo S de Tesla Motors.
El próximo año será aún más difícil para el Serie 7, con Audi dispuesto a introducir una versión de conducción autónoma de su producto estrella, el A8. El objetivo de BMW con sus nuevas variantes es volver a ponerse a la altura del líder, según la persona cercana a los planes.
El éxito del Serie 7 es importante tanto para la imagen de BMW como para sus resultados. Tras una década como líder mundial de autos de lujo que cubre prácticamente todos los nichos del mercado, desde descapotables de dos asientos a potentes vehículos utilitarios deportivos, BMW está a punto de perder su liderazgo este año. Una apariencia mucho más sofisticada y una nueva línea de vehículos utilitarios deportivos ayudaron a Mercedes a superar las ventas de BMW en más de 30 mil automóviles este año hasta julio.
La suerte del auto más costoso de una compañía tiende a reflejar a la empresa en su totalidad, y lo positivo, o lo negativo del modelo se proyectan sobre toda la marca. Los sedanes de gama alta son más lucrativos que los vehículos más pequeños y constituyen una fuente crucial de dinero para invertir en nuevas tecnologías. Y típicamente es el lugar en donde los fabricantes introducen nuevas características, proporcionando un campo de pruebas para ideas que luego se derraman hacia los modelos menos costosos.
“El Serie 7 no ha logrado el mismo efecto de sorpresa del nuevo Clase S, que es el que Audi también irá a buscar” con su nuevo A8, dijo Jürgen Pieper, analista de Bankhaus Metzler en Fráncfort. “Le está faltando ese algo especial”.
Internamente, BMW atribuye las bajas ventas del Serie 7 a sus escasos avances tecnológicos y su diseño poco original, dijo una persona cercana al tema. Características como el control gestual, que usa hasta cinco señales diferentes de la mano para funciones como el volumen de la radio, no han provocado el mismo interés de los consumidores que elementos similares del Autopilot de Tesla.
Además, el Serie 7 no ofrece las variantes disponibles en el Clase S, presentado en seis versiones distintas, entre ellas un convertible y un modelo de ultra lujo llamado Maybach.
BMW también lanzará un competidor en el rango de más de $170 mil, dijo Klaus Fröhlich, su jefe de desarrollo, a Automotive News este año. El modelo se situaría en aproximadamente la misma categoría de precio del Maybach.