Biólogos reprochan exclusión en lista de profesionales de la salud
“Unos 500 estudiantes estudian biotecnología actualmente en el Tec”, dijo Carlos Alvarado, director de la carrera. Gerson Vargas/La República
Enviar

Una reforma a la Ley General de Salud, aplicada en 2004, impide a más de 2 mil profesionales en biología, biotecnología y genética ejercer a plenitud su carrera, además de afectar sus posibilidades de empleo, porque los excluye de la categoría de ciencias de la salud.
La modificación al artículo 40 buscaba agregar a los enfermeros dentro de las ciencias de la salud, con el fin de que pudieran acceder a los beneficios establecidos en la Ley de Incentivos Médicos.
Sin embargo, en el proceso se eliminó el párrafo 40 que incluía a los biólogos y carreras afines.
Para que un profesional en estas disciplinas ejerza como empresario o decida abrir un laboratorio de investigaciones debe contar con un microbiólogo como regente, siendo denunciados quienes incumplan tal disposición.
“Están desvalorizando nuestra profesión y nos imponen una dependencia innecesaria que en muchos casos no podemos pagar y que ha provocado que el desempleo en nuestro sector alcance ya un 5,6% y el subempleo esté en más del 11%”, aseguró Abad Rodríguez, directivo del Colegio de Biólogos.
No obstante, tal imposición por parte del Ministerio de Salud es exclusiva para laboratorios clínicos, no de biología o biotecnología, aseguró Allan Varela, director de Servicios de Salud.
“Aquí debe haber un error. Hay que aclarar que lo único que se regula como servicio de salud son los laboratorios clínicos que deben estar a cargo de un microbiólogo, si ha habido algún caso diferente habría que estudiarlo”, afirmó.
Los agremiados, con el apoyo del Tec, la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional, acudirán a la Sala Constitucional para interponer una acción de inconstitucionalidad, con el fin de que se derogue la modificación al artículo 40 y se les devuelva la categoría perdida.
Cada año, el Estado invierte varios millones por estudiante en rubros como la compra de equipo de laboratorio, reactivos, becas, salarios a docentes, financiamiento de investigaciones y giras pero cuando el profesional se gradúa no encuentra opciones laborales, añadió Carlos Alvarado, director de la Escuela de Biología del Instituto Tecnológico (Tec).
Ante ello, deben inclinarse por opciones como call centers, manejar un taxi o realizar oficios informales, de acuerdo con el Colegio de Biólogos.
“Es contradictorio que el Estado costarricense invierta tantos millones de colones en la formación de estudiantes en las universidades si luego excluirá a dichos profesionales del campo laboral para el que fueron formados”, añadió Alvarado.
Tanto los biólogos como biotecnólogos y especialistas afines contribuyen con investigaciones en salud como tamizaje, detección y prevención de enfermedades, desarrollo de proyectos innovadores en biotecnología médica y fertilización in vitro, entre otros campos.

201606062003090.rec-6.gif



Ver comentarios