Enviar
Benedetti: el adiós a una pluma brillante
Su fallecimiento es una pérdida importante en el mercado literario, señalan artistas nacionales

Carolina Barrantes
[email protected]

La pluma de tinta negra cuyos trazos vieron volar múltiples historias; el escritor que ha sido el cimiento de hierro de varias generaciones, Mario Benedetti, cerró la última página de su vida pero abrió un nuevo poema de múltiples voces.
El creador uruguayo, padre de más de 80 escritos, falleció el domingo en su tierra natal, y una oleada de figuras han alzado sus voces ante esta pérdida “continental” incluyendo el suelo costarricense.
Para muchos expertos, “el adiós” del suramericano es una pérdida muy importante en el mercado literario, ya que su producción es de suma calidad, muy amplia y siempre se ha caracterizado por su lenguaje sencillo y acercamiento con el lector.
Prueba de ello es que sus trabajos han sido muy vendidos, a pesar de que fue muy humilde durante su trayectoria y “nunca hizo alarde ni escándalo de su exilio durante la revolución en Uruguay”, explicó Alberto Cañas, ex diputado y columnista de LA REPUBLICA.
“Después de (Gabriel) García Márquez, él (Benedetti) era el escritor más importante de América Latina, por la calidad y multiplicidad de sus obras; (su fallecimiento) es una pérdida enorme”, añadió el también escritor.
Un criterio similar externó Guido Sáenz, ex ministro de Cultura, quien comentó que el uruguayo siempre tuvo un pensamiento muy lúcido e inclinado hacia la poesía, pero que también tuvo eco en géneros como la novela, el teatro y el cuento.
“Su ausencia se hará notar porque era de espíritu poético esencialmente, toda su obra está impregnada con poesía de alto rango. Mario debe haberse ido de la vida con satisfacción en cuanto a reconocimiento y su producción”, explicó Sáenz.
Otro elemento que se rescata de Benedetti, es que a pesar de que su puño y letra ya no dejarán más su marca en un papel, quedan las propuestas de nuevos escritores que fueron influidos por el grande de Suramérica.
En este sentido la escritora nacional Carmen Naranjo, destacó la profundidad de los temas que abarcó el escritor en cada uno de sus relatos.
“Benedetti fue un gran inspirador de escritores entre los que me cuento. Su sencillez junto a su gran profundidad, le permitieron un estilo llano, realista, claro, es su principal virtud como escritor.
Su muerte es una pérdida para la humanidad, pero afortunadamente queda su obra que, por cierto ya están reeditando en España y en México”, comentó Naranjo.
El legado de Benedetti incluye más de 80 libros, de los cuales muchos fueron traducidos a 20 idiomas, y que se inspiraron en las vivencias cotidianas de los pueblos latinoamericanos.
Pero la carrera del uruguayo no termina ahí, ya que su inspiración se transformó en bellas notas musicales para artistas como Joan Manuel Serrat, Daniel Viglietti y Pedro Guerra.
Esta nueva puerta en la obra de Benedetti se abrió debido a que sus poemas tienen una sonoridad especial que se presta para que nazca una canción, así como por la sencillez y atracción de su contenido, según comentó el pianista nacional Manuel Obregón.
“Benedetti es uno de los poetas que más han inspirado a los artistas en la últimas generaciones latinoamericanas, porque se identificaba con temas sociales y la gente del pueblo”, señaló el líder del grupo Malpaís.
Benedetti falleció en su casa en Montevideo a la edad de 88 años, su cuerpo será sepultado hoy en el Panteón Nacional.


Un poeta en minutos

Mario Benedetti nació el 14 de setiembre de 1920, en Paso de los Toros, Uruguay.
Recibió múltiples galardones como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), el Premio Iberoamericano José Martí (2001) y el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005).
Entre sus obras se encuentran los cuentos “Esta mañana y otros cuentos” (1949), “Montevideanos” (1959), “Datos para el viudo” (1967), “La muerte y otras sorpresas” (1968) y “Con y sin nostalgia” (1977).
Su última obra publicada, el poemario “Testigo de uno mismo”, fue presentada en agosto del año pasado.


Lamento internacional

- El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló que Benedetti dejó “el testimonio de una libertad esplendorosa y de una confianza inquebrantable en el ser humano”.

- Joan Manuel Serrat señaló que era “como diría Machado, un hombre en el mejor sentido de la palabra, un hombre bueno”.

- El premio Nobel de Literatura en 1998, José Saramago, afirmó que “era de un carácter humano extraordinario”.

Fuente: EFE
Ver comentarios