Batalla del fútbol hasta en los pies
Mientras el Bayern y el Dortmund se enfrentan los proveedores de sus uniformes se enfrentarán también a una última batalla. afp/la republica
Enviar

Batalla del fútbol hasta en los pies

El Bayern Munich contra el Borussia Dortmund no es la única contienda entre alemanes que se disputará este fin de semana en el sagrado césped del Estadio de Wembley en Londres.
Mientras los equipos se enfrentan en la final de fútbol de la 58ª Liga de Campeones de la UEFA, los rivales que les proveen los uniformes se darán batalla en el último capítulo de una pelea que es aún más antigua que el torneo de clubes más prestigioso de Europa.


Al favorito Munich lo vestirá Adidas AG, el mayor fabricante de ropa de fútbol del mundo, cuyo logo de las tres tiras apareció en cinco de las últimas diez finales. El proveedor del Dortmund, Puma SE, vivirá su primera final desde 2004.
Esta es una buena noticia poco frecuente para Puma, que se esfuerza por alcanzar a Adidas y Nike Inc. en el mercado mundial de 9.500 millones de euros (US$12.000 millones) de la ropa, el calzado y los equipos para fútbol.
Apoyar al ganador de la primera final entre dos clubes alemanes “es mucho más importante para Puma que para Adidas”, dijo Sebastian Frericks, analista de Bankhaus Metzler en Fráncfort. “Puma no puede invertir la misma cantidad de dinero en auspicios que Adidas y Nike, de modo que tiene que elegir los equipos con mucho cuidado”.
Al trabajar con el Dortmund, la empresa más chica eligió bien, lo que le da cierto alivio en un momento en que se pronostica una caída de las ganancias. El equipo fue el único representante de Puma entre los 16 finales del torneo. Nike, que proveyó los uniformes de diez de los 16, incluidos el campeón español Barcelona y el ganador de la Premier League inglesa Manchester United, no está representada en el partido final por segundo año consecutivo. Adidas proveyó las camisetas de cuatro de los 16 equipos finales y las de ambos finalistas el año pasado.
El partido da a las dos marcas exposición a los millones de aficionados que lo miran por televisión, y el vencedor probablemente obtenga un “pequeño” espaldarazo por las ventas de réplicas de camisetas, según las investigaciones del banco de inversión Bryan Garnier Co.
“Si uno tiene los productos indicados, ganar la final de la Liga de Campeones reforzará la credibilidad de la marca”, opinó Joerg Philipp Frey, analista de M.M. Warburg en Hamburgo.
Sin embargo, el triunfo del Dortmund el sábado no haría mucho por modificar la imagen de Puma como proveedor de ropa informal más que de equipos y calzado que dan una ventaja a los deportistas, aseguró Andreas Riemann, analista de Commerzbank AG en Fráncfort. “Puma aún está en apuros”, dijo Riemann. “En el fútbol, probablemente no puedan alcanzar a Adidas”.
Aunque las acciones de Nike y Adidas este mes llegaron a un récord, las de Puma cayeron luego de que la compañía rebajó sus cálculos de ventas y ganancias para 2013 debido a la menor demanda de los consumidores en Europa. Puma, controlada por el fabricante de artículos de lujo francés PPR SA, tuvo un alza de 1,9 por ciento en lo que va del año, en tanto Adidas registró un aumento del 30 por ciento y Nike uno del 25 por ciento.


Bloomberg


Ver comentarios