Enviar
Barrymore y ex novio protagonizan comedia sobre relaciones a distancia

Drew Barrymore y su ex novio Justin Long son los protagonistas de “Going the Distance”, una comedia romántica sobre los obstáculos que deben sortear las parejas que viven una relación a distancia.
En la presentación de la película a los medios en Londres, Barrymore solo tuvo buenas palabras para Long, a quien describió como “el típico tío brillante, inteligente y gracioso, un hombre con talento y encantador”.
“Conocernos desde hace tiempo ha facilitado las cosas”, dijo Barrymore, que desde 2007 ha salido de forma intermitente con Long, una relación que, según opinó, les ha ayudado a trasladar a la gran pantalla la química de una pareja que sufre algunos altibajos.
Aunque al principio le costó “cambiar el chip” tras unos años más volcada en su faceta como productora y directora que en la interpretación, Barrymore consiguió sentirse cómoda en el papel de Erin, una joven estudiante de periodismo que reside temporalmente en Nueva York, donde conoce a Garrett (Justin Long), un promotor musical sin ganas de comprometerse.
Ninguno busca nada serio, pero cuando Erin tiene que volver a San Francisco para acabar sus estudios, ambos se dan cuenta de que están enamorados y deciden continuar su relación a distancia.
Long no quiso hablar de su pasado junto a la actriz que saltó a la fama con siete años gracias a su participación en “E.T. The Extra-Terrestrial” (1982), pero ella no dudó en afirmar que las escenas de cama fueron “cómodas” y que los diálogos, a veces improvisados, surgieron “más rápidamente” gracias a su antigua relación con el actor.
Más desinhibido se mostró Long (“Life Free or Die Hard”) a la hora de hablar sobre las numerosas escenas en las que aparece desnudo a lo largo del filme.
Aunque dijo sentirse “a gusto” con su cuerpo, reconoció que a veces se siente “enfadado” con sus padres por la genética que le ha tocado en suerte, y que decidió ir al gimnasio para ponerse en forma porque “saber que vas a salir desnudo en una producción de estas dimensiones siempre impone”.
El contrapunto cómico de la historia llega de la mano de los humoristas Charlie Day y Jason Sudeikis, amigos de Garrett en la ficción, que con sus diálogos y anécdotas protagonizan algunos de los momentos más divertidos y trasladan al espectador los recelos que a veces surgen cuando un amigo se implica seriamente en una relación.
Christina Applegate, como hermana de Erin, y una banda sonora presente en todo momento gracias a la profesión de Garrett, completan los ingredientes de esta historia.

Londres / EFE
Ver comentarios