Bancos latinoamericanos usan reservas para salvar monedas
Enviar
Bancos latinoamericanos usan reservas para salvar monedas

Los bancos centrales de América Latina se ven obligados a usar gran cantidad de divisas para impedir que sus monedas se hundan tras la crisis

Adriana Brasileiro y Andre Soliani
Bloomberg

Brasil vendió dólares por primera vez en cinco años y México ofreció el miércoles pasado $2.500 millones en el mercado al contado después de que sus monedas cayeron lo máximo en al menos un decenio. Chile puede seguir sus pasos después de que el peso descendió lo máximo en casi cuatro años, dijo el analista Rodrigo Valdés de Barclays Capital.
La decisión de intervenir se produjo horas después de que los bancos centrales de Estados Unidos, países europeos y Canadá redujeron los tipos de interés en un intento conjunto de descongelar los mercados de crédito.
“Por mucho tiempo, estos bancos centrales dijeron que su acumulación de reservas era como una política de seguros”, dijo Felipe Pianetti, estratega del equipo de JPMorgan Emerging Markets en Nueva York. “Ahora es el momento de usarlas”.
Las reservas internacionales de Brasil aumentaron más de 400% a un récord de $208.000 millones desde enero del 2003, ayudadas por los ingresos crecientes de la soja, el mineral de hierro y las exportaciones de azúcar. En México, el segundo productor de petróleo más grande de América Latina, las reservas casi se duplicaron a $83.600 millones en el periodo. Las reservas chilenas subieron a un récord de $22.400 millones en agosto, ayudadas por las ventas de cobre.
El real de Brasil se desplomó el miércoles de la semana anterior hasta 9% a 2,55 por dólar, el mayor descenso desde que el banco central abandonó una tasa fija de cambio en enero de 1999 después de haber gastado más de $30.000 millones de reservas en nueve meses.


Ver comentarios