Foto 1
Enviar

Banco de Inglaterra recomienda avanzar en la unión fiscal

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha lamentado que los líderes de la zona euro "no contemplan aún" la creación de una "unión fiscal como parte de la unión monetaria", una política que está retrasando la recuperación.
Carney efectuó esas declaraciones durante un discurso pronunciado anoche en Dublín, donde advirtió de que los 19 países que comparten el euro se enfrentan a "otra década perdida" si sus dirigentes no modifican sus estrategias económicas.
Sus palabras, recuerdan algunos expertos, pueden ser vistas como un ataque contra la política de austeridad defendida por Alemania y otros socios comunitarios.
Ante la crisis, Carney, gobernador también del Banco Central de Canadá entre 2008 y 2013, aseguró que la zona euro se ha comportado con "cierta timidez" a la hora de acometer las reformas necesarias para superarla e instó a sus dirigentes a crear "mecanismos para compartir la soberanía fiscal".
"Es difícil no llegar a la conclusión de que, si la zona euro fuera un país, la política fiscal sería sustancialmente más favorable", recalcó el economista norteamericano en su discurso, cuyo título era "La suerte favorece a los audaces".
Entre esas medidas audaces que sí se han tomado, Carney celebró la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de iniciar un programa de compra masiva de deuda soberana.
El BCE anunció el pasado jueves un plan de compra de deuda privada y pública -también soberana- de 60.000 millones de euros mensuales, que comenzará en marzo y se extenderá hasta septiembre de 2016.
"Al comienzo de la crisis financiera, todas las principales economías avanzadas cayeron en la trampa de la deuda y el pobre crecimiento agudizó la carga de deuda, lo que llevó al sector privado a reducir aún más el gasto", argumentó Carney.
Ese contexto de "persistente debilidad económica", apuntó, condiciona "la capacidad de recuperación", "atrofia el capital", "desmoraliza a los trabajadores, que abandonan la fuerza laboral", y, en último término, las "perspectivas desaparecen y la soga aprieta".
"No obstante, por más difícil que haya sido, algunos países, como Estados Unidos y el Reino Unido, están ahora escapando de la trampa de la deuda. Otros países en la zona euro se están hundiendo más", alertó Carney.
A este respecto, el gobernador del Banco de Inglaterra dijo que las medidas adoptadas por el BCE demuestran "audacia monetaria", aunque recalcó que la recuperación no pasa solo por las medidas adoptadas por Fráncfort.

EFE

Ver comentarios