Enviar
Laboran para minimizar impacto de normativa
Banca descartaría bonos del Estado

• Reforma del Conassif los obligaría a buscar opciones de inversión en el exterior

Wilmer Murillo
[email protected]  

La venta en forma paulatina de los bonos del Banco Central y el Gobierno habrían iniciado los bancos comerciales, forzados por nuevas regulaciones financieras.
La reciente normativa, en estudio en el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) obligaría a los bancos, de quedarse con esos títulos, a destinar más recursos para hacer reservas de capital.
El reglamento sobre suficiencia patrimonial, también conocido como Acuerdo 3-06- y cuya aplicación es inminente, obliga a las entidades financieras a valorar el nivel de riesgo de sus activos (créditos e inversiones) y, de acuerdo con ese riesgo, realizar reservas de dinero.
La opción bancaria sería adquirir más bonos del Tesoro o títulos de otras empresas de primer orden del exterior con poco riesgo.
La alternativa, sin embargo, representaría para los bancos una rentabilidad menor por sus inversiones ya que los bonos del exterior pagan menores tasas de interés que los del gobierno local.
Algunos analistas como, Andrés Víquez, gerente de Aldesa Valores, consideran que esa venta los perjudicaría en alguna medida, pues están comprando títulos con un menor rendimiento que el que reciben actualmente. Sin embargo, podría ser la menos onerosa.
La reforma a la normativa iba a ser aplicada de una sola vez, tras su publicación en el diario oficial La Gaceta pero, en atención a una solicitud de los banqueros, se dispuso aplicarla en forma gradual.
El Conassif acogió una solicitud de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) a fin de que el aumento sea de diez puntos porcentuales por semestre hasta llegar al 75% previsto, arrancando este mes hasta completar el proceso en enero de 2009.
Con tal de seguir los lineamientos fijados por el Comité de Basilea, la Sugef propuso el 19 de julio pasado una modificación a esa norma para que, en el corto plazo, a los títulos en dólares del Gobierno y el Banco Central se les suba el nivel de ponderación del 10% que tienen hoy al 75%, dijo a LA REPUBLICA, Guillermo Quesada, gerente del Banco Crédito Agrícola de Cartago.
Aunque es una penalización, la medida busca establecer una verdadera profundización financiera, añadió el gerente.
Quesada puntualizó que los bancos públicos en especial mantienen importantes sumas invertidas en el Gobierno y el Banco Central.
El Banco de Costa Rica (BCR) es el que tiene las inversiones más altas en estos títulos, pues mantiene $278 millones en su portafolio y representan el 47% de su cartera total de inversiones. El Banco Nacional tiene $161 millones, lo que representa el 15% del total.
Mientras tanto el Banco Popular dispone de $73 millones y el Bancrédito $26 millones.
Para los bancos esta normativa afectaría sus índices de suficiencia patrimonial, que mide el porcentaje de los activos ponderados por riesgo que es cubierto por el patrimonio, y esta relación no debe bajar del 10%.
En el caso del Banco Nacional el impacto no se considera que vaya a ser duradero mientras que para el BCR su suficiencia patrimonial disminuiría en un punto porcentual.
“Lo anterior implicaría en todo caso una recomposición de la cartera de inversiones en dólares de cada entidad, tendiente a emigrar a títulos valores que ponderen a un menor riesgo, los cuales podrían ser bonos (gobiernos) internacionales con clasificaciones de AAA, AA y A, los cuales ponderarían a un porcentaje de 0%, 10% y 25% respectivamente”, explicó Gregorio Segura, gerente interino del Banco Popular.
Oscar Rodríguez, jerarca de la Sugef, manifestó que esta reforma responde a una recomendación de Basilea, según la cual el porcentaje de ponderación de riesgo está en función de la calificación de riesgo del emisor.
Los bancos no descartan que forzados por la normativa, harían inversiones en bancos norteamericanos, españoles y centroamericanos con grado de inversión.
Ver comentarios