Enviar

Uno de los mayores éxitos de las medidas antitabaco puede ser el hecho de que la gente descubra que tiene capacidad de divertirse, compartir en cualquier sitio o trasladarse por cualquier medio público sin tener que llenar sus pulmones de humo para eso


Bajó el consumo de cigarros de tabaco

La prohibición de fumar en lugares públicos ha dado buen resultado. Lo que aún no se ve es la acción para combatir el contrabando en general y, dentro de ello, el de cigarrillos que según parece aumentó.
Uno de los mayores éxitos de las medidas antitabaco puede ser el hecho de que la gente descubra que tiene capacidad de divertirse, compartir en cualquier sitio o trasladarse por cualquier medio público sin tener que llenar sus pulmones de humo para eso.
La realidad es que aparentemente debido a eso y a que se elevó la venta ilegal de cigarrillos, lo que se detecta es un menor consumo de tabaco en Costa Rica.
Es un paso adelante en materia de salud pública por dos razones esenciales: ya los no fumadores no se ven obligados a respirar humo de tabaco y, por otro lado, las personas fumadoras ven que un esfuerzo de su voluntad los puede llevar a dejar una adicción que enferma y mata.
De acuerdo con el giro que se advierte en el país en esto del tabaco, las empresas que lo venden están tomando medidas para ofrecer lo más buscado por la clientela, que parece son los cigarrillos de menor precio.
Pero... ¿se puede medir con cierto grado de seguridad qué clase de cigarrillos fuman las personas que los compran de un proveedor que los obtiene por contrabando?
De todos modos, lo que queda claro es que lo que no se ha implementado aún, a lo largo del tiempo, gobierno tras gobierno, es una acción creativa, bien organizada y firme para combatir el contrabando, ya sea este de tabaco o de cualquier otro producto.
Sabemos que al actual gobierno le ha caído encima un alud bastante difícil y complejo de enfrentar, por la innumerable cantidad de problemas nacionales soslayados durante años.
Sin embargo, el déficit fiscal es un factor que obliga a recaudar más dinero para Hacienda y frenar el contrabando existente sería una forma de sumar ingresos y no en poca cantidad.
Además, las acciones contra el ingreso y venta ilegal de productos, se inscribe dentro del gran tema de la corrupción y sus redes. Algo que, de permitirse como se ha venido consistiendo hasta ahora, va carcomiendo peligrosamente la economía y la vida sanas en el país.
El actual es un gobierno nuevo que por primera vez lo hace, pero es muy probable que para la lucha contra el contrabando podría contar con el apoyo, la asesoría y cualquier tipo de colaboración que requiera, de los empresarios que operan en la legalidad y cuyos intereses se ven perjudicados por la venta ilegal de productos.


Ver comentarios