Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Bajas tasas atraen nuevos instrumentos de inversión

| Martes 16 octubre, 2007



Bajas tasas atraen nuevos instrumentos de inversión

En 2008 podrían colocarse en el país entre $100 millones y $500 millones en productos estructurados

Betzi Villalobos
[email protected]

La caída que las tasas de interés experimentaron a finales del año pasado y durante los primeros meses de 2007, ha provocado que los inversionistas busquen otros instrumentos de inversión en qué colocar su capital, ya que la estrategia de invertir en colones ha dejado de ser atractiva.
Esto ha llevado a que nuevos actores del mercado internacional quieran venir a formar parte del abanico de opciones que se ofrecen en Costa Rica.
Los productos estructurados son algunas de las alternativas que ya están ofreciéndose en el mercado local.
Una de las entidades que han mostrado interés en el mercado local es Société Générale de Nueva York, firma que se especializa en ofrecer este tipo de alternativas de inversión.
Esta empresa que tiene más de tres años de ofrecer sus productos en Costa Rica, planea colocar entre $100 millones y $500 millones en productos estructurados.
Las operadoras de pensión son los principales inversionistas de estos valores, y solo en 2006, Société Générale colocó más de 30 millones de productos entre los fondos administrados por las operadoras.
En 2007, dicha cifra superó los $50 millones, y se espera un fuerte aumento para el próximo año.
"Hemos concretado varias inversiones en Costa Rica, sin embargo, pensamos que será el 2008 el gran año para los productos estructurados en este país", afirmó Javier Molina, Director de Productos Estructurados para Latinoamérica de la firma.
La colocación pretende hacerse en los fondos de pensiones, los cuales pueden invertir en este tipo de productos siempre y cuando las notas estructuradas cumplan con ciertos requisitos establecidos por la legislación, como por ejemplo, tener el 100% del capital garantizado, o que los subyacentes sean activos aptos.
"Pensamos que existe cabida para ese tipo de productos como alternativa para los fondos de pensión, en un momento en que las tasas en colones ya no dan para hacer frente a las obligaciones que se tendrán en el futuro para con los afiliados", comentó Molina.
Si miramos el mercado de acciones de América Latina y tomamos, por ejemplo Brasil, se puede observar que ¢1000 invertidos en el Bovespa (índice de la Bolsa de Valores de San Pablo, Brasil) hace cuatro años, valdrían hoy, ¢5200. Esto debe motivar a los operadores locales a buscar opciones en el exterior, agregó el experto.
Otros instrumentos son los fondos de cobertura, los cuales permiten diversificar los portafolios y además compensar los bajos rendimientos que generan las inversiones en colones.
Los fondos de cobertura, cuyo nivel de riesgo debe medirse en forma adecuada, al igual que en las opciones de inversión tradicionales, son instrumentos de inversión que tienen como objetivo generar rendimientos estables evitando la correlación con los mercados tradicionales.
Son productos que buscan proteger parte de los recursos frente a movimientos adversos del tipo de cambio o adquirirlos como parte de la estrategia de inversión.
Estos instrumentos buscan retornos absolutos y no relativos a un índice de referencia. Sus posibilidades de inversión son más amplias y permiten apalancamiento, ventas en corto y uso de derivados.
“Los fondos de cobertura son una gran opción para los inversionistas que desean un rendimiento estable y menor riesgo en su inversión”, afirmó Molina desde Nueva York.