Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



GLOBAL


Azúcar a precio récord no lleva a aumentar producción en Brasil

Bloomberg | Miércoles 22 junio, 2016

La capacidad de Brasil para expandir la producción se está reduciendo en un momento en el que se espera que la demanda supere la producción durante hasta tres temporadas consecutivas. Bloomberg/La República


 Los precios del azúcar en Brasil, el mayor productor y exportador del mundo, se dispararon y rompieron un récord, pero eso no basta para tentar a los productores a aumentar la inversión, dijo la unidad azucarera de Louis Dreyfus Commodities.
Si bien la producción del endulzante volvió a ser rentable, las empresas siguen mostrándose renuentes a aumentar la capacidad, en tanto muchas de ellas arrastran deudas contraídas en el ciclo de expansión anterior, dijo el máximo responsable de Biosev SA, Rui Chammas. Al mismo tiempo, la política de combustible a largo plazo del país sigue siendo poco clara, lo que deja a los productores en la incertidumbre respecto a si deberían expandir la capacidad de etanol, dijo. Biosev es la productora más grande de azúcar del país después de Raizen Energy SA.
La deuda total de la industria brasileña se disparó de $11.100 millones a $28.300 millones hace seis años, según una estimación hecha en abril por la consultora Datagro. La suma se expandió después que la moneda brasileña perdió un tercio de su valor el año pasado. Desde 2011, cerraron cerca de 50 molinos azucareros y de etanol en el país y otros 70 declararon bancarrota, un 30% del total, según datos de Unica, la asociación profesional del sector.
A pesar del alza reciente de los precios, “la gente sigue teniendo recuerdos fuertes de la crisis causada por el exceso de inversión en esta industria”, dijo Chammas. Empresas como Biosev se están concentrando en pagar deudas, reducir los niveles de apalancamiento y generar dinero “antes de siquiera pensar en expandirse”, dijo.
La capacidad de Brasil para expandir la producción se está reduciendo en un momento en el que se espera que la demanda supere la producción durante hasta tres temporadas consecutivas. Los futuros del azúcar en bruto comerciado en la ICE Futures saltaron 30% este año y cotizan a un valor cercano al más alto desde octubre de 2012. Medidos en reales, los precios son los más altos de la historia desde que se desplomó la moneda del país sudamericano.
Aunque las señales de que el Gobierno dejará de intervenir en los precios del combustible local son positivas, los productores no contemplarán incrementar la capacidad hasta que Brasil apruebe normas claras a largo plazo para el uso de etanol. En estos últimos años, los límites máximos a los precios de la gasolina perjudicaron a los dueños de molinos de caña de azúcar del país en tanto volvieron al biocombustible menos atractivo para los consumidores.
Raizen, una empresa conjunta de Royal Dutch Shell y Cosan SA, tampoco tiene planes de expansión o adquisición en tanto los márgenes todavía no son lo suficientemente altos para estimular la inversión en capacidad, dijo Marcos Lutz, el máximo responsable de Cosan, a los periodistas la semana pasada en un evento en Sao Paulo.