Enviar
¢770 millones en ventanilla y ¢210 millones en subastas
Aumenta colocación de emisores privados
Un 12% fue colocado por emisores no gubernamentales


Durante los primeros cuatro meses del año las subastas realizadas a través de la Bolsa Nacional de Valores alcanzaron la cifra de $1.763 millones.
Sobresale la participación de los emisores no gubernamentales (nueve emisores), principalmente del sector financiero, que como conjunto realizaron 35 subastas captando cerca de $210 millones.
Adicionalmente, por medio del mecanismo de ventanilla, estos colocaron $770 millones.
“La suma de estos montos es significativa pues representa un 75% del monto captado por Hacienda y Banco Central”, manifestó José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores (BNV).
La asignación de las subastas en colones presentó durante el periodo una tendencia de tasas hacia la baja, principalmente en los instrumentos de corto plazo.
Por ejemplo el bem0 160211 se ha asignado desde el 8,50% y en la última subasta alcanzó una asignación del 7,65%. El bem0 160311 que se había asignado al 8,75% , se llegó a asignar a un 7,60% en la última subasta en la que fue convocado, señala Gina Ampié, gerente de INS Valores.
Las subastas del periodo presentaron un nivel alto de liquidez, principalmente porque este cuatrimestre incluye el pago de cupones y vencimientos de una de las fechas focales del año, por lo tanto la demanda de papel superó la asignación de los emisores.
“En la subasta del 15 de febrero se asignó solamente alrededor del 34% del total ofrecido, quedando sin colocarse poco más de ¢19 mil millones; en la del 29 de marzo apenas se asignó el 36%, por lo que quedaron sin asignar casi ¢46 mil millones, esto demuestra el exceso de liquidez que los emisores no han podido absorber del todo, sin incrementar significativamente el costo de su deuda”, añadió Ampié.
Si embargo, para la BNV los montos colocados en estos primeros cuatro meses ($2.300 millones) demuestran que la bolsa y sus puestos siguen siendo un excelente canal de distribución, tanto para deuda pública como para la de emisores privados.
Con respecto a la colocación futura, el mercado espera que el sector Gobierno continúe siendo importante debido a las necesidades de captación.
El déficit fiscal continúa elevándose ante un menor crecimiento de los ingresos y un sostenido incremento en los gastos.
“Si la recuperación de la economía se traduce en mayor recaudación de impuestos, las necesidades podrían disminuir en alguna medida”, comentó Ampié.
Pese a que el Ministro de Hacienda ha manifestado la necesidad de cubrir el déficit fiscal a través de recursos externos, es decir, con préstamos de organismos internacionales, los analistas consideran que por ser este un mecanismo más lento es de esperar que el Gobierno deba continuar recurriendo a las subastas para contar con los recursos necesarios.
“Es de esperar que se intensifique el uso del mercado para las colocaciones pues Hacienda tendrá que financiar un déficit creciente y los bancos deberán fondear un mayor crecimiento del crédito conforme se vaya consolidando la recuperación de la economía”, agregó Brenes.




Juan Pablo Arias
[email protected]
Ver comentarios