Atado a las dietas
Enviar

2 años haciendo dietas es indicador de que debe hacer un cambio en su vida para vivir mejor


SALUD

Atado a las dietas

Cuando ya “vivir” a dieta se convierte en la norma, es cuando se puede afectar tanto la salud física como la emocional

Verse bien, llegar al peso ideal, mejorar la salud y la calidad de vida, son las principales motivaciones de quienes deciden acudir a una dieta para bajar los kilos de más.

201405052252400.m11.jpg
Muchas personas lo logran, sin embargo mantenerse es lo más difícil de todo el proceso, haciendo que todo el esfuerzo de un inicio sea en vano.
Pero el mayor problema se presenta cuando una persona hace de las dietas parte de su vida, lo que conlleva no solo a problemas de salud sino también emocionales.
A este trastorno se le denomina “síndrome de la dieta crónica”, quienes lo padecen siguen un perfil, por lo general llevan más de dos años haciendo dietas, pero cada vez que hacen un intento ganan más peso, y parece que toda su vida se les va en contar calorías y porciones.
Esto hace que dejen de lado el disfrute de la vida, su relación de pareja, con sus hijos, entre otros factores.
El American Journal of Clinical Nutrition define dieta crónica cuando “se han realizado varios periodos de restricción calórica durante dos años o más, se da una obsesión por el peso y la figura”.
Quienes inician un plan, y continúan este comportamiento, lo suelen hacer motivados por una sobrepreocupación con su figura aunque no tengan sobrepeso.
Se estima que cuando se empieza con estos programas de alimentación en la adolescencia, es mucho más probable que se mantenga la conducta restrictiva por más años.
“Lamentablemente 'estar a dieta' se ha asociado con una conducta positiva, como un camino hacia el bienestar y salud. Sin embargo, no hay nada más alejado de la salud y bienestar que el vivir siempre así”, comentó Rebeca Hernández, máster en trastornos de la conducta alimentaria y obesidad, nutrición intuitiva y wellness coaching.
Entre los problemas físicos que se pueden presentar, están el aumento de la presión arterial, desbalances en el manejo del azúcar en sangre, de ralentiza el metabolismo y el yoyó en el peso o sea se sube y baja con mucha facilidad, comentó.
Mientras que a nivel psicológico se puede presentar depresión, ansiedad y baja autoestima.
 

Melissa González
[email protected]
@mgonzalezLR

 

Ver comentarios