Argentina contra el rey
Gary Medel tendrá la tarea de anular a Angel di María y compañía en el mediocampo. Archivo/La República
Enviar

Argentina con todas sus estrellas carga con peso de gran favorita al título en esta Copa América, donde su primera prueba será Chile, que llega con el papel de campeón defensor.
Así como concluyeron las acciones de este certamen en la edición pasada hace solo un año, con la “Roja” levantando la copa a los cielos luego de vencer en penales a la albiceleste, inicia un nuevo camino para estas dos selecciones (hoy a las 8 p.m.).


Las circunstancias las ponen nuevamente cara a cara, solo que la revancha se guardará para otro momento y ahora lo más que discutirán es el primer lugar de un grupo donde también están Bolivia y Panamá.
Argentina llega pendiente de su estrella Lionel Messi, quien presentó un golpe en un amistoso la semana pasada ante Honduras. “Vamos a esperar hasta el último momento y determinaremos la situación de Messi”, afirmó Gerardo Martino, técnico argentino.
La albiceleste luchará con su pasado, dos finales perdidas al hilo y una racha negativa sin títulos desde hace 23 años.
El grupo del “Tata” Martino siente que este es el momento de por fin volver a saborear las mieles del triunfo.
“Ni siquiera una final ahora será revancha. Es una nueva oportunidad. Siempre fui elogioso con Chile, de esta camada de futbolistas. De lo que me tocó ver, es la mejor selección chilena que he visto, con jugadores superlativos y jugando en los mejores equipos del mundo”, comentó el “Tata”.
Para Chile es la prueba de fuego ante el cambio de mando, ahora con Juan Antonio Pizzi, pero manteniendo parte del equipo y ese espíritu competitivo que mostró hace un año.
El arranque de Pizzi no ha sido el mejor (ganó un partido y perdió tres, convirtiéndose así en el técnico de La Roja con peor arranque en los últimos 15 años); sin embargo, salir victorioso de suelo estadounidense cambiaría el panorama.
“No estoy pensando en que me irá mal ni tampoco en las decisiones de terceros. ¿Si estoy presionado? No tengo más de la que pueda soportar. Todos los trabajadores tenemos presiones que podemos soportar”, aseguró.
Los chilenos también apuntan a que tienen armas para luchar ante Argentina y a ellas se aferrarán.
“No somos de esperar noventa minutos atrás y más ante una selección como la Argentina, que juega muy bien y que tiene individualidades que cambian el partido en fracciones de minuto”, sostuvo el capitán, Claudio Bravo.
Por su parte, hoy la jornada la abrirán a las 5 p.m. Panamá y Bolivia, dos selecciones que buscarán dar la sorpresa y colarse para dejar en el camino a Argentina o Chile.
Los bolivianos llegan obligados a dejar atrás las críticas y reproches externos e internos, y recuperar la confianza.
Su rival, unos canaleros entusiasmados por su debut en este torneo.

201606052210360.rec-30.gif


Ver comentarios