Enviar
Martes 9 Julio, 2013

La evaluación de los funcionarios y exdirectores de la institución es suficiente para obtener un diagnóstico sobre la delicada situación que atraviesa la ARESEP


ARESEP y su cadena de errores

El marco jurídico sobre el que debe descansar la regulación de precios de los servicios públicos, está en crisis por la mala conducción de la ARESEP.
Con la cadena de errores presentados en la institución, el Regulador agrega nuevas incoherencias técnicas y jurídicas, que de inmediato adjuntamos como prueba, bajo la modalidad de confesión de parte a la denuncia presentada ante la Contraloría.
La evaluación de los funcionarios y exdirectores de la institución es suficiente para obtener un diagnóstico sobre la delicada situación que atraviesa la ARESEP.
María Lourdes Echandi, abogada y exdirectiva, en informe de fin de gestión puntualiza: “No hay una cabeza que ordene y enlace los caminos de la institución”, señalando los graves problemas estructurales y de regulación de la institución.
La Asociación de Funcionarios de ARESEP le señaló a la Comisión de Ingreso y Gasto: “Es evidente que la ARESEP atraviesa una crisis interna de magnitudes nunca antes vista y a nivel externo se enfrenta a la mayor pérdida de credibilidad de su historia”.
El secretario de la Asociación, Miguel Badilla, declaró a la prensa: “Un incorrecto manejo político y mediático del más reciente hecho pone en evidencia que esta institución parece de juguete”, complementa el Ing Rodolfo Rodríguez de SUTEL: “con la llegada de Fernando Herrero, la ARESEP se politizó y esa politización significó la llegada de gente nueva en puestos de dirección y se creó casi un gobierno paralelo”.
El exdirectivo Emilio Arias, abogado, en su informe de fin de gestión transcribe: “Procede recordar que la administración no puede ampararse en una alegación de fuerza mayor o caso fortuito si estas no existen. Una fijación extraordinaria de tarifas estará viciada de nulidad absoluta cuando el caso fortuito o la fuerza mayor alegada es inexistente, pero también si no se da el cumplimiento de las condiciones de los modelos automáticos de ajuste.
Parece innecesario entrar a detallar el significado de la conjunción “y” que tiene un carácter de adición, en este caso específico se entiende que para que las circunstancias encajen en lo extraordinario, se tienen que cumplir las dos condiciones impuestas en el artículo 30, variaciones en el entorno económico, por caso fortuito o fuerza mayor y cuando se cumplan las condiciones de los modelos automáticos de ajuste.
Usted y sus asesores lo confunden con la conjunción (o) que tiene el significado de opción, esperamos que solo se trate de otro error, ahora de carácter gramatical.
La Defensora, en la denuncia formulada ante la Contraloría señaló: “Las acciones y omisiones analizadas en el presente informe han causado perjuicio a la sociedad costarricense, a las y los usuarios del transporte público, a los operadores”.

Dados los serios perjuicios provocados tanto a los consumidores, a los operadores y a la economía en general, usted señor Regulador debe renunciar junto a su equipo asesor.

Andrés Bonilla - Olman Bonilla

Red Solidaria Nacional