Enviar

Mejor cobertura y servicios desde inicio de competencia en 2011

Apertura celular beneficia a usuarios

Claro y Movistar tienen más de 1 millón de usuarios cada una


RESUMEN

Mejor cobertura, mayor velocidad, novedosos servicios y paquetes son algunos de los beneficios que hoy disfrutan los costarricenses después de la apertura del servicio celular el 11 de noviembre de 2011.
Sin embargo, falta todavía que el Gobierno libere las tarifas de telefonía móvil, mientras que varias municipalidades siguen obstaculizando a Claro y Movistar la instalación de las torres necesarias para dar señal a los usuarios (solo para el Paywall).

201411092234530.n11.jpg
Mejor cobertura, mayor velocidad, novedosos servicios y paquetes, son algunos de los beneficios que hoy disfrutan los costarricenses después de la apertura del servicio celular hace tres años.
En lo que a la cobertura se refiere, mucha gente ahora tiene acceso a señal celular, debido a la construcción en los últimos tres años de cientos de nuevas torres, desde la entrada al mercado los operadores Claro y Movistar.
Debido en parte a este fenómeno, hoy existen más líneas celulares que habitantes en Costa Rica, con un estimado de 7,8 millones de servicios móviles activos y una penetración del servicio celular del 151%.
Se trata del triple de los servicios móviles, en comparación con tan solo 2,5 millones en 2011, antes de la apertura.
El usuario además puede conectarse de forma rápida a la red, así como bajar de forma eficiente los datos que le parezcan, incluso música y películas.
Con el nuevo servicio LTE, los tres operadores ofrecen velocidades de hasta 10 megabits por segundo.
Pero aun con el servicio 3G, el usuario normalmente cuenta con una velocidad promedio de 2 megas, suficiente para realizar casi cualquier operación.
En cuanto a los nuevos servicios, los usuarios pueden cambiar de operador y mantener su número telefónico —la llamada portabilidad numérica— y comprar los últimos smartphones del mercado como el iPhone 6 o el Samsung Note 4, con los paquetes ofrecidos por las empresas de telecomunicaciones.
Antes de la apertura, solía tomar meses para que los aparatos nuevos llegaran al país, además se vendían a precios poco competitivos.
Otro beneficio de la apertura ha sido la generación de nuevas fuentes de empleo, ya que las dos nuevas operadoras cuentan con casi 1.000 empleados directos cada una, que se multiplican a 3 mil o 4 mil de forma indirecta, al subcontratar el servicio al cliente, atención de averías, ventas, publicidad y promociones, entre otras.
Sin embargo, el camino no ha sido fácil, ya que Claro y Movistar han tenido que enfrentar la resistencia de las municipalidades para instalar las antenas para brindar su señal, mientras los usuarios continúan afectados por un modelo tarifario obsoleto.
Las torres no deben encontrarse cercanas a un parque, iglesia u otro lugar público, o por su apariencia estética, dicen unas 15 municipalidades.
Sin embargo, las empresas ya cuentan con los permisos del Minae y Ministerio de Salud, por lo que algunos casos se encuentran en los tribunales de justicia.
Es una situación complicada para Claro y Movistar, ya que están afectadas varias zonas altamente pobladas, como son Santo Domingo, Heredia centro, Montes de Oca, Alajuela, Curridabat, Moravia y Escazú.
En lo que a las tarifas se refiere, podríamos contar con precios
competitivos y paquetes con mayor variedad, si el mercado determinara cuáles serían.
Mientras tanto, seguimos lidiando con un modelo tarifario desactualizado, que contiene costos máximos fijados por Sutel y que corresponden a 2009 —e incluso antes— cuando el ICE era el único operador del servicio móvil.
Cada operador celular ha tenido que utilizar esta tabla de referencia para el cobro de una llamada, un mensaje de texto, o una conexión a Internet, lo que les ha generado grandes dolores de cabeza.

201411092234530.n1.jpg

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios