Enviar
Ampliación del Canal atrae a empresas españolas

Madrid
EFE

Varias constructoras españolas van a acudir a las obras de ampliación del Canal de Panamá en consorcios con otras empresas nacionales y extranjeras, declaró Martín Torrijos, presidente de Panamá.
Tras una reunión con directivos de constructoras españolas, celebrada ayer en la Casa de América de Madrid, el presidente de Panamá aseguró que “tanto empresas españolas como europeas han formado distintos consorcios para licitar las obras del Canal”.
En concreto, resaltó el interés de los grupos empresariales en el diseño y la construcción de las nuevas esclusas, obra cuya precalificación se dará a conocer a finales de noviembre y les podría situar como candidatos para presentar ofertas técnicas y de precio para la ejecución del proyecto.
A la reunión asistieron el vicepresidente de Acciona, Juan Ignacio Entrecanales; el vicepresidente ejecutivo de ACS, Antonio García Ferrer; el presidente de Sacyr-Vallehermoso, Luis del Rivero; o el consejero delegado de Ferrovial, Rafael Ayuso, entre otros empresarios interesados en acudir a las obras del Canal.
Al término del encuentro, el vicepresidente de Acciona, Juan Ignacio Entrecanales, explicó en declaraciones a Efe que la empresa se presenta a concurso a “través de un consorcio en el que participa a partes iguales junto a otras tres o cuatro empresas españolas y extranjeras, motivado por la seguridad jurídica actual de Panamá”.
El presidente de Sacyr-Vallehermoso, Luis del Rivero, por su parte, manifestó su entusiasmo por el proyecto y, escuetamente, apuntó que también acudirá en otro consorcio de características similares al anterior.
Torrijos, que mantiene en la actualidad diferentes reuniones con empresarios de otros países europeos, aseguró que “el proyecto ha sido clasificado como el más importante de infraestructura en América Latina para la próxima década”, ya que cuenta con una inversión total aproximada de 5.600 millones de euros.
En cuanto a la seguridad jurídica, el presidente de Panamá recordó que en el mes de julio alcanzó un principio de acuerdo con su homólogo español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, para facilitar a las empresas españolas su participación en las obras del Canal.
Esta operación estaba obstaculizada por el hecho de que Panamá se encontrara incluida en la lista de paraísos fiscales.
Torrijos explicó que “cumpliremos con las normas españolas y panameñas” para que esto no sea “algo que impida que siga creciendo el interés español en Panamá”, país que recibió la mayor inversión extranjera de toda Latinoamérica entre los años 2006 y 2007.
Resaltó el “interés por parte de las empresas españolas, no sólo en las obras de ampliación del Canal, sino también en todo el crecimiento del país, donde juegan un papel considerable en cuanto a inversión energética, en telecomunicaciones, inmobiliaria y turística”.
Según fuentes del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, el presidente de Panamá detalló a los asistentes durante la reunión los pormenores de las obras, cuyo objetivo es facilitar la entrada a grandes petroleros, mediante la construcción de una tercera esclusa.
Las mismas fuentes aseguraron que Torrijos explicó que Panamá tiene el control para adjudicar las obras, aunque Estados Unidos y China, los principales clientes del Canal, serán los que financiarán la ampliación.
En la reunión, el presidente de Panamá dio a conocer otros proyectos que se llevarán a cabo en el país, como la construcción de una gran refinería, ya en marcha, que ha sido adjudicada a Qatar Petroleum y a Occidental.
Asimismo, anunció la construcción de un oleoducto que unirá los dos mares de forma paralela al Canal, proyecto de origen privado al que podrían presentarse también las empresas españolas.
Por último, según el Consejo Superior de las Cámaras de Comercio, Torrijos planteó el plan de infraestructuras que quiere desarrollar el Gobierno de Panamá para trazar carreteras y autovías en paralelo al Canal y cruzando el país de norte a sur.
El presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Salvador Santos Campano, aprovechó la reunión para anunciar la apertura de una oficina en Panamá que, entre otros asuntos, dará servicio a las empresas con sede en Madrid que acudan a la ampliación del Canal.
Ver comentarios