Amador toca la gloria en color rosa
Andrey Amador es el primer ciclista centroamericano en vestirse de rosa. LUK BENIES – AFP / La República
Enviar

Hay días en que el deporte costarricense vibra con sus figuras, este viernes 20 de mayo de 2016 fue una de esas fechas que serán imposibles de olvidar: Andrey Amador se vistió de rosa, se convirtió en el líder del Giro de Italia.
El ciclismo tiene tres grandes competencias a lo largo del año, el Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España. En esa competencia italiana manda un costarricense, así se puede tratar de calcular lo logrado por el tico.


Amador es el primer ciclista centroamericano en vestirse de rosa, lo hizo en el primer día de montaña alta (en la etapa 13 del Giro entre Palmanova - Cividale del Friuli de 161 kilómetros), cuando todos apuntaban a que era el verdadero inicio de la vuelta.
El nacional no es jefe de su equipo, Movistar, su función es ayudar a Alejandro Valverde; trabajo, sufrimiento y escasos días de recompensa oficial y podio dictan su libreto.
Pero el Giro tenía su premio para el costarricense, a su esfuerzo, a su espíritu de lucha, el intentarlo día a día sin fallar en su causa.
“Esto es un sueño para mí”, afirmó.
El duro camino atrapó al ciclista de Luxemburgo, Bob Jungels, y líder hasta el momento, quien luchó pero no aguantó el paso. A punto estuvo también Amador de flaquear en el último puerto, pero eso va en contra de sus instinto y en el descenso el tico mostró su habilidad para descender.
Así logró cazar  al grupo donde iban Alejandro Valverde y Vincenzo Nibali, los dos grandes favoritos al título, que tuvieron un buen mano a mano, se probaron, lo intentaron, sin embargo al final llegaron juntos a la meta, donde el primero en entrar para firmar la primera victoria española en esta vuelta fue Mikel Nieve.
“Desde hace mucho tiempo buscaba la “maglia” rosa, pero nunca imaginé que pudiera llegar a vestirla. Estoy muy contento”, señaló Andrey, de 29 años.
Ahora vienen los días más duros del Giro, en los cuales el ciclista de Movistar buscará defender el liderato aunque tiene claro el panorama: “No soy un escalador y la ‘maglia’ no me durará todo lo que quiero, pero tenemos a Alejandro Valverde, que también puede conseguirla y ese es el objetivo del equipo”, explicó.
Para este sábado la etapa 14, que es la reina de esta competencia, de 210 kilómetros entre Alpago y Corvara. Sin un metro llano y con seis puertos de montaña.
Mientras el domingo una contrarreloj de 10,85 kilómetros. Una cronoescalada corta pero muy explosiva.
Después de eso quedará la última semana, en la que se definirá el campeón.


Ver comentarios