Alexánder Mora: “La OCDE no nos va a poner un límite de endeudamiento”
“Vamos a entrar en una cultura de gestión por datos en toda la administración pública”, dijo Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior. Gerson Vargas/La República
Enviar

Entrevista Especial

Alexánder Mora: “La OCDE no nos va a poner un límite de endeudamiento”

Mejora en tramitomanía es uno de los mayores retos del gobierno

La sostenibilidad fiscal es uno de los temas que la administración Solís Rivera deberá garantizar para agilizar la incorporación del país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Otro de los retos es dar pasos agigantados en la reducción de tramitomanía y la defensa efectiva del consumidor.
Con la esperanza de poder alcanzar logros significativos en el corto plazo, Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior, recibió a un equipo de LA REPÚBLICA.

¿Por qué nos tomó cinco años llegar hasta aquí?
Nos tomó tres años hacer el lobby suficiente para recibir de ellos el interés. Eso se comenzó desde muy abajo. Recuerde que la OCDE ha sido estereotipada como un club de países ricos.

¿Comparte usted esa idea?
No. En realidad a ellos les ha costado mucho salir de ese estereotipo porque no es la naturaleza ni el sentido de la organización.
Ahí están Grecia, Italia, Portugal, España, Irlanda, Turquía, Lituania, Estonia, República Checa, que son países con un nivel distinto de desarrollo, varios de ellos con muchos indicadores, incluso por debajo de los nuestros.

¿Hubo algún factor reciente para que la decisión de la OCDE se acelerara?
En el momento en que la OCDE tiene claro el nivel de gobernanza para ellos es más claro admitirnos a nosotros.
Otro factor es que la OCDE estaba con un sobresalto por el nuevo gobierno, eso fue completamente aclarado. Yo me preocupé por acelerar procesos, porque era una forma de demostrar que esos rumores no tenían fundamento.

¿Para una persona común, qué implica que Costa Rica ingrese a la OCDE?
Si Costa Rica pudiera obtener y desarrollar las capacidades de servicios en el Estado que tienen Finlandia, Alemania, Francia, Inglaterra y Japón, todos estaríamos muy contentos.
Aquí estamos hablando de tener acceso a mucho de ese conocimiento que ellos han desarrollado para hacer del Estado costarricense un aparato capaz de cumplir las expectativas del ciudadano, sobre todo en servicios.

¿Y cómo van a lograr eso tan rápido? Entiendo que a Colombia le ha tomado más de un año…
Nosotros tenemos unas condiciones distintas a las que tiene Colombia en muchos sentidos, aunque ha hecho un proceso muy meritorio. Nosotros tuvimos un plan de acción que no tuvieron otros países.
Esta es la primera vez que la OCDE implementa un plan de acción antes de abrir un proceso de adhesión.

¿Hay un condicionamiento fiscal?

La situación fiscal de Costa Rica no es la peor en la OCDE. Están Grecia, esta Portugal, España, Italia, que tienen una situación fiscal muy complicada, con niveles de endeudamiento tres o cuatro veces superiores a nosotros.
La OCDE no nos va a poner un límite al endeudamiento, no nos va a poner un límite al déficit, pero no podemos esperar como país a que se cierre el año y que en abril se sepa cuáles fueron los datos de tal cosa y que el Banco Central difiera de lo que tiene Hacienda y que el Instituto de Estadística y Censos diga otra cosa, eso no puede pasar.

¿Cómo se visualiza a Costa Rica dentro de la OCDE, tomando en cuenta que somos un país en vías de desarrollo?
Somos un país de renta medida por Naciones Unidas, no por la OCDE, pero si usted compara a Costa Rica con México, Grecia, Lituania, en muchas materias la OCDE nos dice “usted está mucho mejor que miembros que tienen varios años”. Por ejemplo, en legislación ambiental y cobertura de servicios médicos.
Lo más importante de este proceso es cómo el Estado costarricense hace la reforma de eficiencia y eficacia que este país necesita para dar el siguiente paso al desarrollo.

¿Pero cuánto tiempo nos va a tomar eso?
La voluntad del presidente Solís es que antes de terminar esta administración, nosotros podamos estar en la OCDE como miembro pleno, pero recuerde que el protocolo de adhesión es un proceso que va a implicar un trámite legislativo. Nosotros no controlamos los tiempos legislativos.
La ventaja es que ya podemos solicitar entrar para participar en muchos de los comités, al estar en proceso de adhesión.

¿Cuáles serían los tres principales compromisos que estaría asumiendo la administración Solís para el ingreso a la OCDE?
El primero tiene que ver con asegurarse que toda esa plataforma con la cual se sustenta la propuesta de reforma fiscal es técnicamente correcta. El otro tema es mejorar las métricas de la planificación y entrar en una cultura de gestión por datos en toda la administración pública.

¿Si el proyecto fiscal no se aprueba, en nada afecta el ingreso de Costa Rica a la OCDE?
No. El único enfoque que la OCDE propone es de sostenibilidad fiscal.

¿Para las empresas qué implica?
La OCDE se identifica como el conjunto más exitoso de países en gestión de sus mercados de sus economías, etc. Manda el mensaje de que las inversiones en Costa Rica son seguras.
Compartir la información fiscal es otro tema importante. La OCDE tiene una serie de instrumentos orientados a que los Estados compartan la información fiscal de las empresas.

¿Cómo se van a mejorar los servicios?
La OCDE va a ser una especie de chuzo que va a estar presionando al Estado costarricense para que aborde esos temas, porque tiene una serie de indicadores que publica al mundo, en los que dice dónde se ubica a Costa Rica en materia de trámites.

María Siu Lanzas
[email protected]

 

Ver comentarios