Abrir una U corporativa garantiza continuidad del negocio
Con la tecnología hay muchas formas de tener una universidad corporativa, dijo Camelia Ilie, decana de Educación Ejecutiva del Incae. Gerson Vargas/La República
Enviar

Tendencia toma fuerza en Estados Unidos, Asia y Europa

Abrir una U corporativa garantiza continuidad del negocio

Incae facilita herramientas para tener centro de formación

201506182102060.8.png
Si maneja operaciones regionales o se encuentra en un proceso de expansión, abrir una universidad corporativa puede resultar un buen negocio, tal como se trató en un reciente foro organizado por Incae, dirigido a líderes empresariales.
Algunos de los beneficios es que permite tener sucesores listos para varios puestos, facilita el ambiente cuando existen fusiones, y crea una estructura fácil de seguir, además la formación se puede ofrecer con una mezcla de clase presencial y en línea.
Una universidad corporativa es un centro de formación interno, que permite estandarizar los procesos y crear una cultura entre los colaboradores.
Para crearla, no se requiere una inversión base, mientras se puede implementar desde una pyme hasta una multinacional.
Es recomendable para los grupos familiares que empiezan a internacionalizar sus operaciones y compañías donde los negocios se vuelven complejos.
La farmacéutica Roche, BAC San José, Copa Airlines y Coca Cola, son algunas empresas con presencia en el país que cuentan con su propia universidad.
“Si yo no tengo esto voy a ir un poco a ciegas sin saber cuál es el mapa de mi talento, puedo tener la pérdida de personal o mayor rotación”, dijo Camelia Ilie, decana de Educación Ejecutiva del Incae, que cuenta con experiencia en el diseño de este tipo de programas, desde segmentar a los directivos por nivel hasta crear una plataforma de programas para los colaboradores.

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios