Enviar
Vecinos acudieron a la Sala IV por considerar que vía es riesgosa
Abierta ruta alterna a Escazú entre molestias
Carretera tuvo un costo de $10 millones

Vanessa Chaves
[email protected]

En medio de reclamos se inauguró ayer el paso inferior en la carretera de circunvalación, el cual será una vía alterna para llegar a Escazú.
La nueva ruta que conecta Sabana Sur con los Hatillos, Alajuelita y Escazú, es una alternativa a la autopista Próspero Fernández y al pago del polémico peaje de Santa Ana.
No obstante, ayer mismo se interpuso un recurso de amparo en contra de Karla González y Pedro Castro, ministra y viceministro del Obras Públicas y Transportes respectivamente, por presunta violación a diferentes leyes, entre ellas la ley general de tránsito y seguridad vial.
El alegato es que la carretera no tiene aceras y esto resulta peligroso para los peatones, especialmente los que transitan hacia la escuela Los Pinos y el Colegio Teodoro Picado en La Aurora de Alajuelita, con aproximadamente 3 mil estudiantes entre las dos instituciones de acuerdo con voceros de la Asociación de Desarrollo Integral la Guápil, la Aurora y la Corina (ADIGUACO), que interpusieron el recurso.
Además los vecinos expresan que para ir al Ebais y a comunidades como San Felipe 1 y 2, la ciudadela Las Unidas y Las Bellotas, están obligados a pasar por esta carretera, donde lo que hay es una línea de tierra como base para construir las aceras.
También insisten en que la Ministra les indicó que la carretera era solo para carros livianos y en su primer día han transitado todo tipo de vehículos, incluidos buses.
“Los niños no tienen aceras, la carretera dividió la comunidad La Corina en dos, además la pintura de mala calidad que usaron para demarcar la zona peatonal ya se borró, nosotros como institución estamos descontentos”, indicó Rosa Serrano, asistente de Dirección de la escuela Los Pinos.
“Cuando hay una nueva carretera es normal que la gente se preocupe por la seguridad vial. Nosotros ya hemos venido trabajando, se le pidió a Ingeniería de Tránsito que haga las valoraciones y aprovechamos para hacer una revisión de lo que ocurre en el último tramo, donde efectivamente la carretera pasa muy cerca de las casas. Hay muchas cosas que se pueden hacer y que estamos analizando como demarcación y construcción de aceras donde haya espacio”, afirmó Castro.
A pesar de que fue construida por el concesionario de la carretera San José-Caldera los fondos invertidos fueron tomados del Consejo Nacional de Vialidad y no de los peajes.
La Ministra aprovechó la ocasión para informar que ya inició la ampliación de la rotonda del Rancho de Guanacaste y advirtió que estos arreglos generarán presas.
“No conozco una forma de construir que no haga presa en áreas urbanas, lo importante es que la espera vale la pena” adujo.







Ver comentarios