Enviar
Con Sumo
¿A qué le sabe el tomate?

Carmen Juncos
[email protected]

Escuché en días pasados, en el programa de Amelia Rueda, en Radio Monumental, una hermosa canción de Joan Manuel Serrat, de hace como 30 años.

Dice entre otras cosas, “Padre, dígame qué le han hecho al río que ya no canta/ resbala como un barbo, muerto bajo un palmo de espuma blanca”. Dice también… ”dígame qué le han hecho al bosque, que no hay árboles” …”padre, que están matando la tierra”.

Comentando el tema de Serrat días después con amigos, alguien dijo ¡y lo que les estamos haciendo a las frutas y a las verduras! Porque ya el tomate no sabe a tomate… y cada uno siguió enumerando alimentos que han perdido mucho de su rico sabor y consistencia.

Leyendo sobre el tema en Internet entré a varias páginas que informan cosas como un estudio reciente en Suiza que muestra que muchas verduras y frutas han perdido la mitad o más de sus nutrientes en los últimos 20 años. Otro de la Universidad Politécnica de Valencia recoge datos como que las fresas habrían perdido el 43% del calcio, las espinacas el 63% de la vitamina C y las zanahorias el 75% del magnesio, entre otros.

La causa principal, dicen, es el empobrecimiento de los suelos por el uso de químicos y encima ¡pagamos cada vez más por productos cada vez menos nutritivos!

Los especialistas explican que se debe al tipo de suelo, fertilizantes, pesticidas, calidad del agua de riego, clima, condiciones de maduración, momento de la recolección, condiciones de traslado y comercialización…

¿Alguien estudia en Costa Rica la calidad en nutrientes de las frutas y verduras que consumimos? ¿Sabe usted cómo están en este sentido los alimentos que se ponen diariamente en la mesa de su casa? Porque lo que sí muchos notamos es que no saben igual que antes. ¿Habría que consumir más productos frescos, de estación, locales?


Ver comentarios