Enviar

Es probable que algunas medidas en la Caja puedan tener que revisarse, pero no menos importante es que el proceso continúe y busque perfeccionarse, priorizando la buena y oportuna atención médica a los asegurados


Un proceso perfectible

Sobre los avances en los procesos que se llevan a cabo en la Caja, para bajar costos, recaudar mejor y mejorar servicios, informa nuevamente este medio ayer y hoy.
El hecho, que apenas comienza pero ya ha dado algunos frutos, es de relevancia para el funcionamiento de esta importante institución.
Es probable que algunas medidas tomadas puedan tener que revisarse, pero no menos importante es que el proceso continúe y busque perfeccionarse.
En este caso, y en especial a la hora de medir productividad, deben ser tomadas en cuenta las características de la entidad.
Por ejemplo, en los hospitales, dos o tres operaciones podrían realizarse en corto tiempo pero quizás otra requiera muchas horas en el quirófano. Lo mismo ocurre con las consultas y otros procedimientos médicos.
Por otro lado, en algunos hospitales la cantidad de especialistas permite una organización del personal médico diferente a otros hospitales que, por ejemplo, cuenten solo con dos galenos en alguna especialidad.
Dada la complejidad de esta institución, que constituye uno de los pilares más fuertes que han sostenido y sostienen la democracia de Costa Rica, deberá ser un análisis inteligente y un diálogo sano entre todas las partes involucradas las que definan cuál es la mejor forma de operar bajando costos hasta donde sea posible, priorizando siempre la razón de ser: la buena y oportuna atención médica a los asegurados.
Este proceso, por otra parte, señala lo que corresponde hacer en la mayoría de las instituciones de gobierno y del resto de las descentralizadas.
Paso a paso, departamento por departamento es necesario revisar formas de operación, productividad, uso de recursos y todo aquello que dé como resultado menos gasto y mayor eficiencia.
Es el momento para que la voluntad política decida enfocarse a esta labor que parece ya iniciada en la Caja. Es la mejor herencia que el actual gobierno podría dejar al próximo, pero sobre todo al país.
Es el momento, desde luego, para que los partidos políticos que participarán en la campaña electoral próxima, se pronuncien sobre este tema de vital importancia.
 

Ver comentarios