Enviar

Nueva dirección y subdirección para el hospital Tony Facio, de Limón. Una intervención más en la cadena que busca limpiar viciados funcionamientos


Un hospital más a intervención


La noticia de que será intervenido el Hospital Tony Facio de Limón, mediante una nueva dirección y subdirección, es de gran importancia por la serie de departamentos y sistemas administrativos que serán revisados en ese centro médico a fin de ponerlos a operar con el rendimiento debido en beneficio de los pacientes.
Pero el hecho además trasciende a este hospital, como bien lo señala una nota de este medio hoy, porque es evidente que la serie de intervenciones a diferentes centros hospitalarios del país muestra la existencia de objetables direcciones y administraciones, lo cual es absolutamente inadmisible. Es nada menos que la salud de los costarricenses lo que entra en riesgo si algo así ocurre.
Lo anterior porque una mala dirección puede permitir un deficiente o viciado funcionamiento de departamentos y secciones, con la consecuencia de que toda la cadena de la atención se deteriora (citas a largo plazo, insuficientes infraestructura y equipamiento, medicinas, procedimientos, para nombrar solo algo).
Felicitamos que estos pasos se estén dando, si realmente conducirán a mejorar considerablemente la calidad de los servicios y el control sobre la eficiencia de quienes deben prestarlos. En el entendido, desde luego, de que lo que se revise no sean únicamente los servicios que en forma directa brindan los galenos, sino también la de todo el personal paramédico que les acompaña, la mayoría de ellos con gran dedicación y mística.
Asimismo, creemos que el mismo tratamiento debe darse a los diferentes departamentos de las oficinas centrales de la Caja, sobre los cuales no se sabe a la fecha qué niveles de rendimiento estén dando en sus labores.
Recordemos que la administración anterior aumentó en miles de plazas el personal de la Caja, sin que los asegurados notaran ninguna mejoría en los servicios que recibían, especialmente en los hospitales, en donde es la vida humana lo que se pone en juego.
Este tipo de intervenciones, si se llevan a cabo bien, revisando lo que ocurre sección por sección, departamento por departamento, reconociendo a los excelentes trabajadores que sabemos ahí laboran y disolviendo posibles redes de gran perjuicio, es parte de la gran cirugía que puede devolver la buena salud a una de las instituciones más importantes de este país, la que vela por la salud de su población.

Ver comentarios