Logo La República

Sábado, 19 de septiembre de 2020



FORO DE LECTORES


Robo de armas y más…

| Jueves 13 diciembre, 2012


Es necesario mayor control de las armas, el cual ha existido en toda la historia de las civilizaciones


Robo de armas y más…

El colmo, la mafia organizada de nuestro país roba armas con tanta facilidad que sin duda, pone a pensar. Roban armas a guardas privados, a comercios de armas, a la Policía de Tránsito, a la Fuerza Pública y con el arsenal que roban y almacenan en sus guaridas, nos dan “matarile” a todas horas del día y la noche a quienes estamos tranquilos y temerosos en nuestras casas. No tengo presente en mi cabeza que algo así haya sucedido en el país después de 1948 cuando militares del gobierno robaron armas para los revolucionarios que las llevaron al Sur. Han pasado muchos años sin esta clase de delitos y sospecho que algo malo pueda llegar a sucedernos aquí. Sentirse inseguro ante hampones armados, amén de la corrupción desastrosa, no es nada halagador para quienes vivimos años bellísimos en este país. Ahora, hasta en el Poder Judicial comienzan los temblores, cuando los políticos de turno desde la Asamblea Legislativa desean nombrar siervos y si pudieran “menguados”, que les hagan la “masa aguada” a las trastadas de sus partidos y partidarios. Lo estamos viendo con quienes quisieran sacar de la cancha de la honestidad a los magistrados más rectos del país. Qué tirada, que en tan corto tiempo, sean tantas las cosas desagradables que tenemos en esta patria querida. A veces se siente como si “Marraqueta” anduviera detrás soplándonos la nuca. ¿Por qué tanto desorden en un país que fue ejemplo de paz? Podría ser que la pobreza, como sabemos, aumentó con más desigualdad económica o porque el sistema político necesita que lo arrequinten. En fin, pueden ser tantas cosas pero todas a su vez, tienen solución si los gobiernos cambiaran. Por ahora, personas que no fueron malas se han contagiado y caminan por las calles solo fijándose en qué maldad cometen; según ellos, para dar alivio a su “amarga situación”. Uno de los problemas es la deserción estudiantil por los métodos actuales de enseñanza. Bien lo dijo en estos días una distinguida periodista de la televisión: “con el dinero robado en el país, ya se habrían construido muchas aulas inteligentes con lo cual, menos jóvenes se encontrarían vagando por nuestras ciudades”; es cierto, caminan con la cabeza hueca, hecha trizas por las drogas. Algunos se convertirán en maleantes para robar armas que usarán para matar. Irónicamente, la Fuerza Pública no puede utilizarlas para defensa de ellos y los ciudadanos, porque si lo hacen, corren el riesgo de ir varios años a la cárcel. Es necesario mayor control de las armas, el cual ha existido en toda la historia de las civilizaciones. Las restricciones a la tenencia civil de armas no solo es para controlar posibles sublevaciones, sino para evitar que los ciudadanos sean atacados por los hampones que las roban y a quienes no les tiembla el pulso para asesinar. Yo estoy de acuerdo con las requisas por parte de la Fuerza Pública ahora más que nunca, lo mismo que se armen bien, eso sí, que tengan la seguridad de que los maleantes no se las quiten con tanta inocencia. El control y la restricción es la única manera de poder recuperar las armas robadas. A como está la cosa, hay que exigir a los propietarios de armas de fuego la obtención de una licencia, la obligación de reportar las armas que poseen, así como reportar inmediatamente el robo o pérdida de las mismas. Tal vez, dentro de la cooperación internacional que recibimos y que es buena, hace falta reforzar temas como la delincuencia organizada y el terrorismo. Por lo pronto, tenemos que aceptar que la mafia necesita armas para sobrevivir en el delito. Son parte de su vida cotidiana y si nuestras autoridades no dan pie en bola para acabar con estos robos tan fáciles, pronto estaremos a las órdenes de los grupos mafiosos.


Dr. José Eliseo Valverde Monge

 





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.