Recurre Microsoft a jóvenes
Enviar
Recurre Microsoft a jóvenes

Microsoft está forjando un futuro en las tabletas electrónicas con estudiantes como Joe Shapiro, alumno de ciencias de la computación que nunca había creado aplicaciones para el software Windows de la compañía hasta que ganó una pasantía para intentarlo.
Shapiro, alumno del último año de la Universidad Brown, pasó el verano en el programa Foundry del Centro de Investigación y Desarrollo de Microsoft en Nueva Inglaterra, conocido como NERD.
Colaboró en el desarrollo de una aplicación de tránsito urbano, Catch It, que debería estar disponible para su descarga este mes en la tienda online para Windows 8, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft para tabletas. Y —algo crucial para las ambiciones de Microsoft— planea crear más aplicaciones.

Microsoft, el mayor fabricante de software del mundo, diseñó Windows 8 para la tecnología de pantalla táctil incluida en la primera tableta de la compañía, Surface, y otros dispositivos que saldrán este año. Para ganar cuota en las tabletas, mercado que, según DisplaySearch, podría llegar a $66.400 millones en 2012, Microsoft necesita suficientes aplicaciones para competir con las más de 200 mil del iPad de Apple.
“El ecosistema de las aplicaciones probablemente sea el factor más importante en la experiencia del cliente”, dijo Al Hilwa, analista de la firma de investigación de mercado IDC. “Dicta qué libros leemos, qué música escuchamos, qué películas vemos, en qué actividades sociales participamos. El problema es que no se puede tener medio millón de aplicaciones de la noche a la mañana”.
Los pasantes, a los que también se recurrió para escribir prototipos de aplicaciones para la presentación de Windows 8 el año pasado, produjeron seis aplicaciones a través de Foundry, generando suficiente interés entre los estudiantes de ciencias de la computación como para que la compañía hiciera del programa piloto algo permanente. Utilizar estudiantes es una de las formas que permitiría a Microsoft atraer a desarrolladores de aplicaciones que están acostumbrados a elaborar programas para los teléfonos móviles y las tabletas, rubro en el que la empresa tiene poca y ninguna cuota respectivamente.
“Microsoft ha tenido dificultades para interesar a los universitarios en realizar desarrollos para Windows”, explicó Wes Miller, analista de Directions que se dedica a Microsoft y trabaja en Kirkland, Washington.
Seducir a los programadores antes de que se reciban es sumamente importante para la contratación en los Estados Unidos, que está rezagado respecto de países como India y China en cuanto a su capacidad para producir ingenieros calificados.
Estados Unidos ocupa el puesto 23 entre los países desarrollados en cuanto al porcentaje de estudiantes con títulos de pregrado en ciencias e ingeniería que están empleados en campos relacionados, informó el año pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. El informe analizó las tendencias de empleo entre los jóvenes de 25 a 34 años.
Al igual que sus pares que ya forman parte de la fuerza laboral, los desarrolladores estudiantiles concentran los esfuerzos de programación en aplicaciones para el software iOS de Apple, que corre en el iPad, y el sistema operativo Android de Google Inc., que es utilizado por una serie de dispositivos portátiles, incluido el Kindle de Amazon.com Inc.

Bloomberg

Ver comentarios