Primera empresa de gas clausurada
Los accidentes ocasionados por la mala fiscalización y manejo de los cilindros de gas generaron el cierre de una empresa envasadora y la sanción económica de otras compañías. Marco Monge/La República
Enviar

Por irregularidades detectadas

Primera empresa de gas clausurada

Vienen multas y no se descartan más cierres, dice ministro de Ambiente

La irregularidad en que operan algunas empresas envasadoras de gas que hay en el mercado ya cobró la primera víctima.
Ayer se anunciaron el cierre de una compañía gasera y la multa para otras, tras las primeras conclusiones arrojadas por las inspecciones realizadas en las últimas semanas.

201303062257590.n44.jpg
Hasta ahora se ha completado el 90% de las regulaciones, las cuales abarcaron a 14 compañías.
Las inspecciones a las empresas que envasan y comercializan gas se intensificaron tras la muerte de cuatro personas en Alajuela, por la explosión de un tanque de gas el 21 de enero.
El nombre de la empresa que fue clausurada no trascendió ayer, pues René Castro, ministro de Ambiente y Energía, dijo que primero debía notificarla.
Tampoco adelantó cuáles serán multadas; solo dijo que las sanciones oscilan entre ¢5 millones y ¢10 millones.
Las irregularidades que cometieron las empresas es otro tema que aún se mantiene en reserva.
LA REPÚBLICA demostró en un reportaje publicado el 15 de febrero el “peligroso mercado del gas”.
En recorridos realizados por varios comercios de la capital se evidenció que se venden cilindros que no cumplen con las normas.
Por ejemplo, no estampan el nombre de la empresa que envasó el cilindro en el sello de seguridad que se debe colocar en la válvula.
Ese requisito es vital para saber a quién responsabilizar en caso de una emergencia. Además es una señal de alerta sobre el potencial comercio clandestino de gas en el país.
También se omite colocar en el cuerpo de los tanques la información sobre las medidas a tomar en caso de un incidente.
El deterioro de los cilindros y fallas en las válvulas, que dejan escapar gas, fueron otros de los problemas que se detectaron por todo San José.
Como consecuencia de esas irregularidades, este año se han disparado las emergencias provocadas por fallas con cilindros de gas.
Al 15 de febrero se contabilizaban casi mil llamadas a los bomberos por escapes de gas.
El propio Ministro reconoce que existen deficiencias en la prevención de incendios, por falta de equipos y capacitación en el negocio del gas, que fueron demostradas por un estudio elaborado por la Universidad de Costa Rica.
El Estado ha sido pasivo frente al crecimiento de un mercado que hace poco era menos de 100 mil clientes y ahora llega casi a medio millón, comentó Castro.
El desafío que tiene el gobierno es poner en cintura a las envasadoras de gas en junio próximo, cuando las empresas tengan que presentar una serie de documentos y requisitos para renovar sus concesiones.
Entre las medidas que se exigirán para reforzar la seguridad están el uso de códigos de barras para saber dónde fue envasado el tanque, además buscarán implementar mejoras en las válvulas y reducir la vida útil de los cilindros a diez años.
Pero las soluciones no llegarán en cuestión de una semana, aunque espera que los cambios imperen cuando se tengan que renovar los permisos, insistió el jerarca de Ambiente y Energía.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios