Nuevo negocio: reproducción artificial
Enviar

La reproducción artificial sería un nuevo rubro lucrativo en el ámbito de la medicina privada, aunque de tal derecho no pudiera disfrutar por ahora la población atendida por el Seguro Social


Nuevo negocio: reproducción artificial

El tema de la reproducción artificial en Costa Rica ha sido en los últimos tiempos motivo de controversia.
Al no estar permitido que se lleven a cabo esos procedimientos dentro del territorio nacional, muchas parejas infértiles lo hicieron en otros países. Desde luego, esto significó más costos por motivos de traslado y hospedaje.


El tema fue llevado entonces a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en noviembre de 2012, ese organismo internacional determinó que Costa Rica debía cambiar sus reglas en ese sentido, para que la reproducción artificial pueda llevarse a cabo en el territorio nacional.
Cuando eso ocurra, significará un nuevo e importante rubro lucrativo en el ámbito de la medicina privada, a pesar de que a ella solo pueda llegar la parte de la población de mayores recursos económicos.
Sin embargo, muchas parejas podrían ver realizado su sueño de tener un bebé a pesar de que existieran problemas de infertilidad (los hay de diverso tipo).
Por otra parte, la obligatoriedad para Costa Rica de permitir la realización de estos procedimientos de reproducción artificial, obligaría a los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social a dar dicho servicio, para que puedan tener acceso a él los asegurados.
A pesar de lo cual esto por el momento sería muy difícil no solo porque los hospitales de la seguridad social no cuentan con recursos económicos para implementarlo, sino porque los procedimientos requieren mucho seguimiento médico especializado e implican riesgos mayores, antes, durante el embarazo y posteriormente al nacimiento del o de los bebés.
Existe gran posibilidad de que en los casos de fertilización in vitro, por ejemplo, al implantarse varios óvulos fecundados, nazcan gemelos, trillizos o más niños.
Antes de hacerlo, por ello, quizás los hospitales del Seguro Social deberían realizar un estudio sociológico de los padres aspirantes, y verificar también si realmente están plenamente informados y conscientes de lo que harían, pues aquellos que vivan en lugares muy alejados o en condiciones no idóneas de vivienda, tendrían tal vez más problemas y riesgos.
Por ahora no se vislumbra una fecha para que en la Asamblea Legislativa se modifique la ley al respecto, puesto que aparentemente el proyecto no ha sido aún enviado a comisión. Sin embargo, Costa Rica está supuestamente obligada a revisar el tema y modificar la ley.
 


Ver comentarios