Mal ambiente ante pruebas médicas
Enviar
Proyecto de ley se votaría en los próximos días
Mal ambiente ante pruebas médicas

Sala IV prohibió investigaciones clínicas en humanos desde 2010

Un proyecto de ley que busca regular las investigaciones médicas en nuestro país enfrenta una fuerte oposición de una parte del sector salud, a pocos días de votarse en la Asamblea Legislativa.
Se trata de la denominada Ley Reguladora de Investigación Biomédica, tramitada bajo el expediente N°17777.

La iniciativa está en el periodo de mociones de reiteración penúltimo paso antes de votarse en primer debate y forma parte de la agenda de 18 proyectos prioritarios para el periodo de sesiones ordinarias.
La oposición al proyecto de ley se fundamenta en que este fue enviado por el Poder Ejecutivo en junio de 2010, pero fue transformado en un nuevo texto a principios de 2011, al recibir una serie de mociones, expresó Carlos Zamora, presidente de la Asociación Salud y Fármacos.
“El proyecto no garantiza la protección de los participantes en los experimentos, ni define con claridad los términos que utiliza y presenta una redacción ambigua y confusa, dando lugar a interpretaciones según convenga a intereses particulares”, expresó.
Es imprescindible la creación de un ente regulador con independencia política, comercial e institucional, encargado de aprobar, rechazar, autorizar y supervisar los experimentos clínicos, aseguró el médico.
Otro punto que genera controversia es el uso del placebo sustancia que se administra como medicamento sin serlo durante los estudios clínicos pues los detractores del proyecto piden administrarlo solo cuando no existan procedimientos preventivos, diagnósticos o terapéuticos probados.
La iniciativa de ley fue aprobada por unanimidad, después de escuchar a todos los sectores y considerar todos los parámetros internacionales, aseguró Gloria Bejarano, diputada del Partido Unidad Social Cristiana.
“Un país que no investiga, no se abre a las posibilidades de salvar nuevas vidas, estamos limitando el tratamiento a personas que no pueden acceder a nuevas medicinas. Seríamos uno de los pocos países que no tienen investigación médica”, expresó.
A criterio de la socialcristiana, el uso del placebo, la forma en que se realizarán y fiscalizarán las investigaciones biomédicas, fueron analizados con lupa, por lo que no se está inventando nada.
Los opositores son los mismos que pusieron un recurso de amparo en 2010 y que hizo que la Sala IV prohibiera cualquier experimentación médica a futuro, hasta no contar con una ley que la rija, señaló Alicia Fournier, diputada del Partido Liberación Nacional.
El proyecto cumple con todas las convenciones internacionales e instaura el consentimiento informado, es decir, que da a conocer al paciente cada uno de los detalles de la investigación en un idioma que comprenda.
Este pequeño grupo no cree en la regulación de las investigaciones, pues señala que no se protege al paciente, aunque el proyecto se encuentre contemplado dentro del marco jurídico internacional.
De momento, las fracciones de los partidos Unidad Social Cristiana, Liberación Nacional y Movimiento Libertario han mostrado su apoyo al proyecto de ley, con el fin de impulsar su aprobación, mientras que el Partido Acción Ciudadana lo cuestiona.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios