La dependencia de Alibaba de China preocupa a los inversores
Enviar

El informe de ganancias de Alibaba Group Holding nos dice dos cosas importantes sobre la empresa de comercio electrónico más grande de China: está logrando crecer y obtener ganancias con sus últimas iniciativas, como la expansión rural, pero hay señales de la desaceleración en la segunda economía más grande del mundo que están asustando a los inversores.

Alibaba superó las estimativas de ingresos y ganancias de los analistas, que tradicionalmente son las métricas primarias por las que se mide el desempeño de una empresa. De todas formas, los inversores empujaron sus acciones al valor más bajo en más de tres meses en las operaciones en Estados Unidos. La culpa probablemente la tenga la desaceleración del crecimiento en el número de transacciones en la empresa, lo que podría insinuar problemas en el futuro para el gasto de los consumidores.

El desafío para Alibaba es que depende cada vez más de China a pesar de aspirar a expandirse en el exterior. El presidente Jack Ma dijo que quiere terminar realizando la mitad de las ventas de la empresa en el exterior. En lugar de eso, la proporción de ingresos que obtiene fuera de China cayó durante dos trimestres consecutivos, a 6%. Es un riesgo cuando la economía se está desacelerando a su tasa de crecimiento más baja desde 1990 y gente como el multimillonario George Soros advierte acerca de un aterrizaje forzoso por venir.

“A los inversores les preocupa más la perspectiva de China que el desempeño de cualquier empresa en este momento”, dijo Li Muzhi, analista de Arete Research Service LLP en Hong Kong. “El apetito por riesgos para Alibaba está cayendo en tanto el crecimiento de las transacciones de la empresa se hunde y el potencial de aumento de la monetización en el futuro es limitado”.

Sobresaltos

Como mayor emporio online de China, Alibaba es el portaestandarte de una economía que atraviesa una transición complicada de una economía de exportación veloz a otra sostenida por el gasto de los consumidores. La desaceleración más amplia y la misma escala de Alibaba —procesa más comercio electrónico que Amazon.com y EBay  juntas— reduce su ritmo de expansión.

El crecimiento del volumen bruto de mercadería en sus mercados minoristas en China cayó por lo menos tres trimestres consecutivos y el de las transacciones bajó al récord de 23% el trimestre pasado, en comparación a cerca de 50% hace un año. Dentro del país, Alibaba está lanzando su red más allá de las ciudades de primer nivel y desarrollando operaciones en 12 mil aldeas.

La respuesta de Alibaba al dilema del crecimiento ha sido seducir a compradores ricos con marcas importadas como Starbucks y Lululemon, aprovechar el poder adquisitivo cada vez mayor de la población rural y explorar negocios nuevos como la computación en nube y los servicios a pedido.

A largo plazo

Más a largo plazo, Ma invertirá en contenidos de video, medios, servicios a pedido y computación en nube para generar nuevas fuentes de ingresos en tanto transforma a la empresa de comercio electrónico en global. Algunas de esas iniciativas mostraron potencial, pero no se espera que aporten crecimiento por ahora.

Más inmediatamente, los inversores monitorean la capacidad de la empresa de capturar el dinero invertido en las compras por dispositivos móviles y las publicidades. La tasa a la cual el minorista online monetiza (obtiene ingresos de transacciones por smartphones y tablets) subió de 1,96 a 2,88% en el trimestre.

La máxima responsable financiera, Maggie Wu, dijo que espera que los ingresos de Alibaba crezcan más rápidamente que el total de transacciones “en el futuro inmediato”, lo que sugiere que seguirá mejorando la capacidad de monetización de la empresa.

Ver comentarios