Google paga a Apple para mantener la barra de búsqueda en iPhone
Enviar

Google le está pagando a Apple una tarifa considerable para mantener su barra de búsqueda en el iPhone.

Apple recibió $1 mil millones de parte de su rival en 2014, según una transcripción del juicio por derechos de autor que Oracle entablara en contra de Google. El gigante de los motores de búsqueda tiene un acuerdo con Apple que le otorga al fabricante del iPhone un porcentaje de los ingresos generados por Google a través del dispositivo Apple, dijo un abogado de Oracle en una audiencia del 14 de enero en una corte federal.

Los rumores sobre la cantidad que Google pagaba a Apple por estar en el iPhone han estado circulando durante años, pero las empresas nunca la dieron a conocer públicamente. Kristin Huguet, portavoz de Apple, y Aaron Stein, portavoz de Google, declinaron hacer comentarios sobre la información divulgada en el juzgado.

El acuerdo de participación de ingresos revela hasta donde debe llegar Google para que la gente siga usando su herramienta de búsqueda en los dispositivos móviles. Asimismo, demuestra cómo Apple se beneficia económicamente del modelo de negocio de Google, basado en la publicidad, que el máximo responsable ejecutivo Tim Cook ha criticado como una intrusión de la privacidad.

Oracle ha estado reclamándole a Google desde 2010 que ésta utilizara su software Java para desarrollar Android, sin haberle pagado. La causa volvió al juez federal de distrito William Alsup en San Francisco después de un paso breve por la Corte Suprema de los Estados Unidos, donde Google perdió un intento por hacer caer el caso. Los daños y perjuicios que Oracle pretende ahora podrían ser superiores a los $1 mil millones, ya que amplió la demanda para abarcar las versiones más recientes de Android.

Annette Hurst, abogada de Oracle que divulgó detalles del acuerdo entre Google y Apple en la audiencia de la semana pasada, dijo que un testigo de Google interrogado durante la etapa de información previa al juicio había dicho que “en su momento la participación en los ingresos fue del 34%”. No quedó claro en la transcripción si ese porcentaje correspondía al porcentaje que Google retuvo o que le pagó a Apple.

Un abogado de Google objetó que se diera a conocer la información e intentó que el juez ignorara la mención del porcentaje en autos.

“Ese porcentaje que se acaba de mencionar, debe quedar bloqueado”, dijo el abogado Robert Van Nest, según la transcripción. “Aquí estamos hablando de datos hipotéticos. No es una cifra de conocimiento público”.

El juez interviniente rechazó luego la petición de Google de que la información transcripta no fuera accesible a la opinión pública. Google pidió entonces a Alsup que bloqueara la transcripción y la redactara diciendo que lo revelado podría afectar severamente su capacidad de negociar acuerdos similares con otras empresas. Apple coincidió con la petición de Google en una presentación aparte.

'Altamente sensibles'

“Los términos del acuerdo de Google con Apple son altamente sensibles a las empresas”, dijo Google en su presentación del 20 de enero. “Tanto Apple como Google siempre han considerado esta información como extremadamente confidencial”.

La transcripción desapareció sin dejar rastro en los registros judiciales electrónicos a las 15:00 hora estándar del Pacífico, sin indicación alguna de que el tribunal se pronunciara sobre la petición de Google para eliminarla.

Ver comentarios