Cocinados los goles
Minor Escoe cazó por los aires el balón al ganarle el duelo a Raymond Fernández, pero se topó con Víctor Bolívar. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Cocinados los goles

Puntarenas y Saprissa se fueron en blanco en un ardiente Lito Pérez

En la Olla Mágica como escenario, Puntarenas y Saprissa empataron 0-0 en un duelo aguerrido, de muchas imprecisiones y que al final quedó en deuda por lo que se esperaba de ambos equipos.

201309082245000.a11.jpg
Con el equipo base y nada más dos variantes David Guzmán y Kendall Watson, por Yeltsin Tejeda y Michael Umaña, ambos en la Selección Nacional, el conjunto morado llegó como flamante líder al “Lito” Pérez.
Una prueba de fuego para los saprissistas ante los porteños, que caminan a paso firme esta temporada y que siempre sacan provecho de su cancha.
El juego comenzó entretenido y fue bajando revoluciones conforme pasaron los minutos; Minor Escoe se encargó de probar a su excompañero Víctor Bolívar, luego de cazar un centro al 8'.
Y aunque Saprissa arrancó mejor, poco a poco los chuchequeros fueron controlando el ímpetu morado y el partido se niveló, se hizo de imprecisiones y fuertes entradas, como la del delantero Ariel Rodríguez, que debió ver la roja.
En el otro marco, el de Donny Grant,  no había noticias y mucho porque Daniel Quirós no logró conectar con los hombres creativos, Daniel Colindres y Yashin Bosques.
Para el complemento, Puntarenas entró mucho más enchufado y tuvo sus mejores opciones por parte del habilidoso Quirós, y dos cabezazos, uno de Delgado y otro de Wong.
El técnico tibaseño al ver que su equipo sufría movió el banquillo y sacó a Diego Estrada, quien había estado muy bien en el primer tiempo pero que luego entró perdido, por Juan Bustos Golobio, que le permitió recuperar el balón y volver a igualar los dominios.
El juego se abrió mas, los jugadores tenían que recorrer más distancias y las fuerzas empezaban a fallar. Guzmán lo intentó desde fuera del área y cuando Saprissa se veía mejor, Russell se encontró con el poste.
Los pelotazos sobraron, las defensas no querían complicarse y el tiempo se fue agotando para que al final reinaran las argollas. “La maldición” sigue y el Saprissa no gana en “la Olla” desde hace 13 años.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios