Enviar
Cero en todo

Fútbol sin goles es como arroz sin sal, más cuando ni siquiera se generan acciones de emoción en las porterías. Eso sucedió en el compromiso entre Belén y Puntarenas.
El fuerte aguacero que cayó previo y en los primeros minutos del juego, sin duda alguna que afectó las ideas de los jugadores, que mostraron un juego sin ton ni son a los escasos aficionados.
Y es que Puntarenas, que ya suma cinco partidos sin conocer la victoria, llegó con el objetivo de llevarse al menos un punto para el puerto, por lo que, a punta de fuerte marca, ganó el medio campo, pero le faltó profundidad.
Belén, que por el contrario venía en claro ascenso, no dio una buena presentación y en las pocas llegadas sin duda que notó la salida de Ariel Rodríguez, hoy con Saprissa.
Tuvo la mejor alternativa con un remate de cabeza de Michael Mora que se estrelló en el horizontal de la portería chuchequera.
En la complementaria el partido tuvo todavía un desenlace más tranquilo, con menos ritmo, lo que provocó que los minutos se consumiesen y el marcador no sufriera variantes.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios