Enviar
Martes 25 Noviembre, 2014

Para más seguridad al comprar por Internet hay tarjetas que cuentan con tecnología chip y pin


Asesórese antes de comprar por Internet

Un estudio realizado el año anterior por RSA y el Ponemon Institute en ocasión de las compras que se realizan en épocas festivas, indicó que en solo una hora una empresa puede sufrir pérdidas de hasta US$3,4 millones, incluyendo cancelaciones por falta de seguridad en la compra, robos de identidad y daño a la imagen de la empresa.
Durante esta época, un 64% de las empresas tiene conocimiento de un aumento significativo de actividades maliciosas en sus plataformas, de estos ataques solamente el 23% se puede detectar y resolver rápidamente. Asimismo casi el 70% de las organizaciones estudiadas no toma ninguna medida adicional para anticiparse a los ataques realizados por ciberdelincuentes.
Con el fin de que haya más seguridad a la hora de comprar por Internet existen tarjetas que cuentan con tecnología chip y pin, pero esto no impide que los delincuentes cometan los delitos, puesto que proceden a robar la información cuando los titulares de las tarjetas realizan compras por medio de comercios electrónicos.
Si bien las tarjetas de débito o crédito que cuentan con chip y pin contienen dos códigos de seguridad, esto impide casi en un 100% que se pueda clonar una tarjeta de pago utilizando el código en el chip; sin embargo, si los delincuentes logran obtener acceso a los números de cuenta de los tarjetahabientes y las fechas de vencimiento, podrían utilizar el código de la banda magnética para hacer compras en línea.
La razón de los delincuentes de utilizar el comercio electrónico como plataforma para cometer fraudes o delitos es debido a la facilidad con la que se puede hacer. Las ventas por Internet se realizan por medio de aplicaciones que se encuentran repletas de vulnerabilidades de seguridad.
Dado que no podemos desconectarnos y el comercio electrónico posiblemente crezca, a continuación algunas medidas de seguridad que debemos tomar en cuenta antes de realizar compras en línea.
Evite hacer clic en pop-ups: Normalmente estas páginas anuncian alguna oferta. Escriba la dirección directamente en el browser. Utilice una conexión segura a Internet: Conéctese únicamente a aquellas redes que sean de confianza. Realice las compras desde equipos confiables: No compre desde un equipo que sea de uso público o que pertenezca a una persona que no sea de su confianza. Revise la dirección de la página donde realizará la compra: Verifique siempre que el sitio tenga buena reputación. La dirección del sitio siempre debe comenzar con https. Utilice el teclado virtual. Recurra a contraseñas potentes: Añada mayúscula, y números. Nunca utilice palabras o datos conocidos. Use claves distintas, pero que sean fáciles de recordar. Revise los movimientos en su cuenta bancaria: Chequee los movimientos de la cuenta asociada a la transacción y revíselos periódicamente. Instale un antivirus y actualícelo: Recurra a un software de marca conocida para proteger la información del computador o dispositivo. Mantenga siempre softwares licenciados: Instalar versiones no originales de un programa o instalar en el equipo programas gratuitos bajados de cualquier sitio de Internet puede salirle más caro que la licencia original. Entregue únicamente los datos necesarios: Al momento de realizar una transacción solo comparta datos necesarios para esa operación. Lea siempre las políticas de privacidad y devoluciones. Desconfíe de los correos con ofertas y premios.

Juan Ignacio Zamora Montes de Oca

Máster en derecho informático